Logo dondiario.com
Logo Twitter DonDiario
Logo Facebook DonDiario
Un grupo de personas mayores sonrientes mostrando pulgares arriba con el logotipo de la Agencia Tributaria superpuesto.
ACTUALIDAD

Los 1.150 € de Hacienda que te puedes llevar si vives con personas mayores de 65 años

En la recién terminada campaña de la Renta, la AEAT ayudaba a los convivientes con mayores de 65 años

La Campaña de la Declaración de la Renta para el año 2023 se acaba de cerrar este lunes 1 de julio, tras comenzar el pasado 1 de abril. En ella hemos tenido que presentar todos los ingresos y la situación económica de cada uno de nosotros para saber si Hacienda no debe dinero o si por el contrario nos sale a pagar.

Uno de los apartados que más beneficios comporta a los contribuyentes es el de las deducciones  que se pueden aplicar para ver considerablemente reducidas las cantidades a pagar o  por el contrario, aumentar el dinero a recibir como devolución. En esta ocasión vamos a explicar la deducción que existe para aquellos que viven con personas mayores de 65 años.

Manos de una persona mayor descansando sobre un bastón.
Ayuda para personas que viven con mayores de 65 años | DonDiario

El ‘regalo’ de la AEAT si vives con mayores de 65 años

Son muchas las familias cuyos hijos tienen que vivir con sus padres y cuidarles conforme se van haciendo mayores. Para paliar esa situación la AEAT tiene una deducción en la Renta de hasta 1.150 euros para los que viven con familiares mayores de 65 años y cumplen un requisito. Esa cuantía varía en función de la comunidad autónoma donde el contribuyente tenga su residencia legal y fiscal. Pero además, el Fisco también añadía una bonificación extra, con la posibilidad de conseguir una deducción de unos 1.400 euros.  Para disfrutar de esta ventaja, el familiar debe dejar de trabajar para cuidar a un mayor de 75 años.

Para deducirse en la Renta si se convive con mayores de 65 años, hay que acreditar que el padre o la madre han cumplido los 65 años el año anterior.  Si no se es mayor de esa edad, pueden deducirse si la persona conviviente cuenta con un grado de discapacidad igual o superior al 33% y es beneficiaria de una incapacidad permanente. Por otra parte, los ingresos anuales de los pensionistas no pueden ser superiores a los 8.000 euros en el ejercicio económico anterior, “excluyendo las rentas exentas del impuesto”. A lo que hay que añadir que al menos, uno de los progenitores pensionistas debe convivir un mínimo de seis meses al año con los hijos.

Una persona mayor en silla de ruedas sosteniendo la mano de otra persona.
La AEAT y sus ayudas a los mayores de 65 años | DonDiario

Si se cumplen estos requisitos, todos los contribuyentes que convivan con personas mayores de 65 años o con discapacidad dentro del mismo núcleo familiar reciben alrededor de 1.150 euros al año por cada progenitor.  Además, si la persona es mayor de 75 años, el importe asciende hasta los 2.550 euros al año, por lo tanto, más de 1.400 euros una vez que sobrepasen ese límite de edad. Sin duda una gran ayuda para aquellos que deben cuidar de sus mayores.

➡️ Actualidad

Más noticias: