Zidane frena la sangría pero se encuentra un nuevo contratiempo

  • Deportes
  • 30-09-2019 | 08:09
  • Escribe: Redacción

El Real Madrid, en busca de la excelencia, necesita volver a ver portería con facilidad después de echar el cerrojo a la suya.


El Real Madrid empató contra el Atlético de Madrid este sábado en un derbi en el que muchos esperaban una goleada de los rojiblancos tras el 3-7 de Nueva Jersey en pretemporada. 

Los blancos fueron superiores, merecieron llevarse los tres puntos y de hecho tuvieron oportunidades para hacerlo. Sin embargo, el empate a cero campeaba en el marcador al final de los 90 minutos. Se trata, eso sí, del tercer encuentro consecutivo de los blancos sin encajar. Una buena noticia para los de Zidane, pero no es suficiente. (Máxima preocupación en el Real Madrid: ¿100 millones de euros para esto?).


¿Qué necesita mejorar el Real Madrid?

El Real Madrid es líder, ha recuperado la buena dinámica en defensa y una solidez que no se recordaba en tiempos de Zidane (al menos durante esta segunda etapa). Pero el madridismo pide más. Frenar la sangría de goles en contra no es suficiente, ahora hay que recuperar la mordiente ofensiva que el equipo tenía en tiempos de Cristiano Ronaldo.

El madridismo es muy exigente, la afición del Santiago Bernabéu no admite el cholismo (aquello de ganar 1-0 todos los partidos). Sí, es importante sumar, ir ganando partidos como sea. Pero también hay que pensar en que el Madrid debe jugar bien, dominar y golear con cierta facilidad. La mala racha de resultados parece tocar a su fin, pero ahora hay que reconducir la situación de cara a puerta.


Zinedine Zidane sabe que la afición quiere goles, espectáculo, fútbol de primer nivel. Y quiere ofrecérselo, pero de momento bastante ha tenido con conseguir que los jugadores corran durante 90 minutos como abejas obreras, poniendo todos su granito de arena para sumar partido a partido.

En busca del gol perdido

No es menos cierto que ante Osasuna el equipo generó muchas ocasiones que no materializó y que Sevilla y Atlético son dos huesos muy duros de roer. El Madrid sale vivo de su particular Tourmalet. Por delante de sus rivales directos después de haber jugado en campos tan difíciles como el Pizjuán o el Wanda. Ahora toca seguir remando en busca de los goles perdidos para optar a los títulos.



Facebook Twitter
Deja tu Comentario