Yolanda Díaz, del ridículo a la falacia: las autoridades y las 'autoridadas' descubrieron que es una mentirosa profesional

  • Política
  • 24-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Celeste De Sebastián

El lenguaje inclusivo de Irene Montero le juega una mala pasada a la vicepresidenta segunda del Gobierno.




La vicrepresidenta segunda del Gobierno, y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, acudía este sábado al 12º Congreso de CCOO para darse un sonoro baño de masas, siendo recibida entre vítores y gritos de "presidenta".

Un acto en el que la podemita no ha dudado en adular a sus anfitriones, agradeciendo a los sindicatos y a la patronal su "seriedad y rigor" así como su "esfuerzo [...] más necesario que nunca" para conseguir nuevos cambios dentro del ámbito laboral, como es el incremento del SMI o la protección de los trabajadores.



Un campo en el que la podemita no ha dudado en asegurar, ante todos los asistentes, así como ante los medios de comunicación, que su departamento está trabajando para conseguir la derogación de la reforma laboral en menos de un año.

"Vamos a derogar la reforma laboral, a pesar de todas las resistencias, que las hay, y son muchas" ha prometido la ministra. "A pesar de todas quellas personas que, estén donde estén, jamás han querido derogar el modelo laboral de precariedad que ha impuesto la derecha unilateralmente en nuestro país".



El ultimátum de Podemos: reunión urgente con el PSOE para salvar la coalición 

Promesas que han provocado los aplausos de todos los asistentes de los sindicatos.. pero que también han dejado en evidencia la falta de rigor de la ministra podemita; y es que, hace menos de dos años, era ella misma la que aseguraba en una entrevista a la prensa que la derogación de la reforma laboral no sólo sería complicado, sino que sería "irresponsable".



"Técnicamente no es derogable toda la reforma laboral, sería irresponsable" aseguraba Díaz en enero de 2020, mucho antes de convertirse en la candadata de "presidenta" de Unidas Podemos.

El lenguaje inclusivo le juega una mala pasada

Sin embargo, su deseo de agradar a los asistentes no sólo ha provocado que la ministra de Trabajo entre en conflicto con sus propias declaraciones, quedando en evidencia la falta de constancia en la política podemita.



La financiación de Podemos al desnudo: dinero de Venezuela y Cuba en valija diplomática

Y es que, del mismo modo, en un intento de agradar a todos los asistentes, Díaz no ha dudado en utilizar el lenguaje inclusivo para dar las gracias a todos los presentes... cometiendo un grave tropiezo que se ha hecho viral en las redes sociales.

"Queridos compañeros y compañeras [...] autoridades, autoridadas...." saluda la vicepresidenta, que pronto se da cuenta de su error y, tras unos momentos de dudas, continua su discurso.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario