Vox se lanza a por el fichaje de Cayetana

  • Política
  • 11-11-2019 | 12:11
  • Escribe: Pablo Ruiz

La centralización del PP tras la debacle de Ciudadanos acerca a Cayetana Álvarez de Toledo a Vox


El ideario de la política, periodista e historiadora Cayetana Álvarez de Toledo (45 años) está más cerca de Vox que del PP, más si cabe con el giro al centro que ha protagonizado el partido de Pablo Casado durante los últimos meses para recoger a los votantes descontentos de Ciudadanos.

Ante esta situación, Álvarez de Toledo permanece fiel a Casado, pero no se encuentra cómoda en la centralidad.


Cayetana Álvarez de Toledo fue la portavoz del Partido Popular más escorado a la derecha tras las elecciones del 28 de abril. 

Abascal suspira por su fichaje

Cayetana es implacable y desde Génova apuntan que se encontraría más cómoda junto al líder de Vox y ex del Partido Popular Santiago Abascal, que anhela su fichaje.


Cayetana Álvarez de Toledo, XIII marquesa de Casa Fuerte, sería recibida en Vox con los brazos abiertos y Abascal la acogería como a su hija pródiga, tal y como aseguran fuentes del partido verde tras conversar con el ala más de derechas de Génova.

El viraje del PP al centro ha apartado a Cayetana Álvarez de Toledo del foco mediático para dejar paso a la ex ministra y ex presidenta del Congreso Ana Pastor, que fue la representante del PP en el debate de mujeres del pasado jueves en laSexta.



Pablo Casado ha relegado a Cayetana a un segundo plano porque no defiende el ‘no es no’ como lema para combatir a violadores y abusadores y porque suele ser calificada de arrogante y aristócrata.

"La ley de violencia de género me parece una aberración"

"La ley de violencia de género me parece una aberración: no me parece razonable establecer penas distintas en función del sexo, como no me lo parecería en función de la piel. Se está rompiendo un principio fundamental de igualdad: que nos juzguen por nuestros actos y no por nuestras características", declaró Cayetana Álvarez de Toledo en El Mundo en marzo posicionándose más cerca de Vox que de su propio partido (PP).

"Me parece fascinante ese punto de su programa (se dirigía al PSOE) que dice que garantizarán con el Código Penal que todo lo que no es sí, es no. ¿Un silencio es no? ¿Van ustedes diciendo sí, sí, sí hasta el final? Es un poco extraño", asegura Álvarez de Toledo.

Habrá que ver qué papel adopta el Partido Popular tras las elecciones. Si persiste en su centralización, Cayetana Álvarez de Toledo podría seguir en el ostracismo y optar por un cambio: fichar por Vox.

Azote de los indepes

Álvarez de Toledo no tiene complejos y adopta con orgullo el papel de azote de los independentistas.

En el PP se resisten a darle responsabilidades en su centralización al verla demasiado próxima a Vox. 

En Vox se frotan las manos

Hasta ahora ha sido fiel a Casado, pero la paciencia y el centralismo no figuran entre las virtudes de Cayetana Álvarez de Toledo. En Vox se frotan las manos pensando en la marquesa.
 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario