Vox divide a la redacción de ABC: sus columnistas se enfrentan en público

  • Medios
  • 12-04-2019 | 08:04
  • Escribe: Iker Gurpegui

El partido que lidera Santiago Abascal recibe halagos y críticas del periódico de Vocento


Ramón Pérez-Maura, adjunto al director de ABC, no está viendo con simpatía el crecimiento demoscópico de Vox y se ha posicionado junto a José María Aznar, que afirmó que a él nadie le llamaba "derechita cobarde" mirándole a los ojos. 

El periodista afirma que "Aznar sabía muy bien lo que decía. Abascal le debe su vida laboral casi íntegra a Aznar y al PP. Fue concejal en Llodio entre 1999 y 2007; procurador en las Juntas Generales de Álava por Vitoria en el periodo 2003-2004; diputado en el Parlamento Vasco 2004-2009 siempre por el PP; director general de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid -nombrado por Esperanza Aguirre- entre 2010 y 2012". 

Y sigue sobre Abascal: "En abril de 2013 Ignacio González, presidente de la Comunidad, lo nombró director de la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, con un presupuesto de 183.00 euros y sólo dos trabajadores, uno de ellos el propio Abascal -con un sueldo de más de 82.000 euros- y sin que nadie haya justificado una sola actividad de esa fundación. El chiringuito de Abascal fue desmontado". 

Pérez-Maura explica que Abascal siguió "beneficiándose de sus contactos con el PP y la Asociación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), por él presidida, fue sostenida por la Comunidad de Madrid con subvenciones hasta que la situación se hizo insostenible y fue disuelta. Momento en que el ejemplar Abascal abandonó el PP de inmediato y se sumó al naciente Vox de Ignacio Camuñas, Alejo Vidal-Quadras y José Luis González Quirós". 

Y añade: "Con este currículo -nada resumido- tenemos a Abascal como la figura emergente de la política nacional, el que llena foros y da el menor número posible de entrevistas porque después del ridículo hecho respondiendo a Fernando González Urbaneja en el Club Siglo XXI hay que aparecer lo justo". 

Jesús Lillo difiere de Pérez-Maura

Su compañero en ABC, Jesús Lillo, sin embargo no tiene una opinión tan pésima sobre Vox: "El populismo no está en el programa de Vox, desahogado e inofensivo por su carácter puramente emocional, sino en el del PSOE. Con unos índices de desempleo atascados en torno al 14 por ciento, el doble que los registrados en el resto de la UE, a Pedro Sánchez solo se le ocurre subir el salario mínimo -con una retracción de 20.000 puestos de trabajo en tres meses, según el BBVA- y lanzar la mayor oferta pública de empleo de la última década. Con el déficit fuera del molde, los viernes sociales de Carmen Calvo nos van a salir, según la Airef, por unos 920 millones de euros. Y esto es solo la fase de buzoneo". 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario