Vivir con ansiedad crónica ¿Qué hace que unas personas sufran de ansiedad aguda y otras no?

Vivir con ansiedad crónica ¿Qué hace que unas personas sufran de ansiedad aguda y otras no?

16/08/2022

| Laura Abad

Facebook
Twitter

Se trata de un trastorno que puede tomar el control de la vida de una manera tal que impide que quien la padezca salga de casa, trabaje o, incluso, duerma

El miedo se apodera de ti. Empiezas a sudar frío, a temblar. Suben las pulsaciones y experimentas malestar físico. Sientes que no puedes respirar y la cabeza no para de tener pensamientos sobre todos los posibles escenarios negativos -fatalistas- que pueden ocurrir si das un paso. Aproximadamente una de cada 14 personas en el mundo experimenta ansiedad en algún momento. Si bien esta afección puede ser leve, cuando se manifiesta de una forma extrema, evita que quien la sufre lleve una vida normal.

“Es esta inhabilidad de pensar con claridad, empiezas a sudar y a hiperventilar, sientes que no puedes respirar y te aprieta el pecho, y tienes diversos malestares gástricos. Puede ser aterrador y muy incómodo". Así lo describen algunos afectados.

Incertidumbre

Según los expertos, la ansiedad consiste en una variedad de miedos que tiene la gente, de los cuales, uno o dos son más prominentes."Si bien se trata de un proceso normal que todo el mundo tiene en algún momento, y que es importante para mantenerte a salvo. La ansiedad crónica es mucho menos común. Una definición razonable es la sensación de preocupación, el miedo que tiene la gente ante un resultado incierto.

Ansiedad oculta

Muchas de las personas que sufren de ansiedad suelen esforzarse mucho en disimularla, por miedo a que otros lo vean como algo malo. Siempre tienen el terror de que descubran su personalidad ansiosa. Explica un experto. Esto contribuye más a la ansiedad, "porque te esfuerzas tanto en mantener escondida esa vulnerabilidad que tienes poner mucha energía en ello y eso causa ansiedad adicional", agrega.

Aprender a controlarla

Si bien la ansiedad no se puede curar, la buena noticia es que sí se puede tratar para que el paciente aprenda a manejarla. Uno de los tratamientos que parecen funcionar mejor es la terapia de exposición, donde la persona se somete a situaciones que le generarían ansiedad. Para entrenar al cerebro a que no se congele cuando esté antes situaciones similares de la vida real.

Los especialistas están de acuerdo en que la clave para controlar la ansiedad está en aceptarla. "Es una parte de lo que soy, junto con otros elementos de mi personalidad que pueden ser favorables". El psicólogo agrega que cuando uno tiene un ataque de ansiedad es más consciente de sí mismo y presta menos atención a lo que le rodea, algo que puede ir en contra cuando se trata de una verdadera situación de peligro.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario