Vinicius jubiló a Dani Alves: le dio el repaso del siglo y le mandó 'al carrer'

  • Deportes
  • 13-01-2022 | 07:01
  • Escribe: Manuel Simón
El extremo madridista se adueñó de la banda y defenestró al barcelonista, que terminó sustituido


El Real Madrid es justo finalista de la Supercopa de España después de dejar al Barcelona en la lona en la semifinal este miércoles. El Clásico se decidió en varios duelos individuales, el más destacado de ellos en la banda. Vinicius retrató a Dani Alves y dejó claro que el lateral blaugrana ya no está para estos trotes.

Xavi Hernández, entrenador del Barcelona, echó la moneda al aire al colocar a Dani Alves, de 38 años, como titular para hacer frente al mejor jugador del momento: Vinicius. Una apuesta arriesgada que terminó como todo el mundo auguraba que iba a acaba, con el barcelonista en la lona y el madridista volando por la banda. Un repaso de época que retrata a uno de los mejores laterales de la historia, pero que ahora se niega a aceptar que sus mejores días ya quedaron atrás.



Inalcanzable

La diferencia en la punta de velocidad entre ambos jugadores traía de cabeza a Xavi antes del partido. Vinicius es el jugador más rápido de España, capaz de alcanzar los 38 kilómetros por hora, mientras que Dani Alves, el jugador más veterano de LaLiga, apenas supera los 30 kilómetros por hora. Hacía falta un plan para ayudar al lateral y que Vinicius no hiciera lo que quisiera en el campo.

La estrategia de Xavi fue crear un sistema de ayudas y coberturas para que Alves nunca se encontrara solo cara a cara con el cohete madridista. El primero en acudir al rescate del lateral era Busquets, que percutía desde el pivote a la banda para impedir que el extremo arrancara con espacio suficiente como para alcanzar su máxima velocidad.



Pero el principal salvador de Alves y el responsable de que el descosido de Vinicius no hubiera sido mayor fue Araujo. El central blaugrana llegaba entre algodones después de una operación en la mano la semana pasada pero Xavi era consciente de que el dominicano era el único capaz de acercarse a la velocidad de Vinicius. Esta fue la mejor elección del técnico blaugrana en el partido, que les mantuvo con vida cuando el Madrid les estaba pasando por encima en la primera parte.

Derrotado

El segundo tiempo no contó con tanto ritmo como el primero, en el que Vinicius cabalgó como un potro desbocado por su banda. El Barcelona dio un paso adelante e incomodó al Madrid en el centro del campo. El extremo no pudo desplegarse como en los primeros 45 minutos pero se mantuvo como la principal amenaza de los blancos. El lateral dio síntomas de naufragio en la jugada del 1-2, en el que Mendy le dejó atrás como si fuera un cono.



Xavi se dio cuenta que su plan podía venirse abajo en cualquier momento en los últimos minutos. Alves llegaba a la recta final con la lengua fuera y el técnico decidió retirarle del campo para dar entrada a Nico y reformar el esquema del equipo. El Barcelona logró forzar la prórroga y Xavi respiró tranquilo de saber que si hubiera dejado a Alves para el tiempo extra hubiera supuesto un suicidio deportivo.

Sin su compatriota enfrente, Vinicius siguió siendo decisivo. Su sutil dejada sin tocar el balón encontró a Valverde en el área para el 2-3 definitivo. Ancelotti decidió darle descanso en los últimos instantes, para que también se llevara la ovación del público del estadio saudí. El último show del jugador de moda dejó a una leyenda como Dani Alves desquiciado, empeñado en negar la realidad: Vinicius le hizo un destrozo de época.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario