Vinicius estaba que 'echaba humo' tras el partido de Granada: Carlo Ancelotti tuvo que calmarle

  • Deportes
  • 21-11-2021 | 21:11
  • Escribe: Francisco Rubio

El entrenador italiano tuvo que hablar con Vinicius al final del partido ante el Granada: el brasileño estaba muy enfadado por las circunstancias en que había sido sustituido




Vinicius Jr. terminó muy cabreado el partido ante el Granada de este domingo. El futbolista brasileño se fue al banquillo después de dos tarascadas de los rivales, la primera por parte de Monchu, que fue expulsado, y la segunda por parte de Quini. El '20' madridista no quería irse del encuentro, pero Ancelotti decidió que era el momento de sustituirle antes de que las patadas fueran a más. Tras el encuentro, Vini le confesó a Carletto que le dolió más el cambio que las patadas.

El Granada se vio superado por un Vinicius muy inspirado que dejó muy buenas sensaciones sobre el campo. Su segunda parte fue para enmarcar, y le puso la guinda con un golazo de jugada colectiva en el que solo la tuvo que empujar. Pero más allá del gol, volvió loca a la defensa granadina con sus regates, con su potencia y su descaro, provocando que los jugadores rivales perdieran los nervios en varias ocasiones.



Todo tiene una explicación: Casemiro está viviendo un auténtico calvario desde el pasado verano

Que Vini sea un malabarista con la pelota no es justificación para las patadas. Y que sea él quien deba abandonar el terreno de juego por el mal perder del rival no es justo. Por eso se marchó tan cabreado del partido.



A pesar de que había vuelto a sellar un partidazo y de que sigue sumando goles a su casillero de esta temporada, el brasileño se marchó del campo con mala cara y posteriormente habló con Ancelotti en el vestuario sobre su sustitución: Carletto lo hizo para protegerle, pero le hizo más daño con el cambio que si le hubieran dado dos o tres patadas más en el terreno de juego.

Vinicius, muy enfadado

Ancelotti tuvo que calmarle y explicarle que el cambio era lo mejor para él y para el equipo: le recordó que es un jugador muy importante, que vienen partidos que pueden resultar fundamentales en el desarrollo de la temporada y que le quiere al cien por cien. Que hubiera acabado lesionado en Granada habría sido sin lugar a dudas una faena para todos, sobre todo teniendo en cuenta que el partido estaba prácticamente resuelto cuando se marchó del césped.



Poco a poco, con el paso de los minutos a Vini se le fue enfriando la sangre, pero lo cierto es que tras ser sustituido sintió que era una injusticia. Se lo estaba pasando bien en el campo, estaba cómodo y cree que podría haber marcado algún gol más. Sin embargo, Ancelotti priorizó al equipo, tal y como debe hacer. El brasileño, finalmente, lo acabó entendiendo aunque dolido porque los árbitros permitan situaciones como la vivida en el Nuevo Los Cármenes.

Martínez Munuera no puso fin a la cacería sobre él hasta que Monchu le dio una patada que lo levantó por los aires, cuando no tenía opciones de jugar el balón. La sucia acción, que puedes ver en la imagen de encabezamiento de este artículo, le costó la roja al futbolista formado en La Masía. El Granada protestó mucho la expulsión y el entrenador Robert Moreno también acabó expulsado, pero no había dudas.



El Real Madrid pagará 170 millones por Haaland y ya negocia su salario para 2022

Tal vez si el colegiado hubiera puesto fin antes a las patadas, eso no habría sucedido. Vinicius se siente desprotegido, y a su malestar se suma el hecho de haber visto que Ancelotti se ha 'arrugado', algo que él no hizo sobre el verde en ningún momento a pesar de ser la víctima de la ira rival.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario