Villarejo denuncia que ha sufrido tácticas de "checas comunistas"

  • Sucesos
  • 13-04-2020 | 07:04
  • Escribe: Iker Gurpegui

El excomisario dice que lo quieren matar




José Manuel Villarejo asegura que en la cárcel de Estremera ha estado "encerrado durante 45 días, 15 horas diarias, en una celda con un asesino esquizofrénico", hecho que él atribuye a "una operación consistente en trasladar de otras cárceles a presos violentos con la sola intención" de dañar su salud. 

El excomisario asegura que quieren "forzar la montaña rusa emocional en una víctima, en la idea de que será más fácil que sea sacudida por un ictus o un ataque al corazón (...) Me han vejado y humillado y, aún así, sigo mentalmente entero y dispuesto a pelear como el primer día". 



También asegura hacer "estas manifestaciones, no por el temor a mi vida, riesgo que hace mucho tiempo asumí al aceptar las misiones que en interés de mi país realicé en los peores escenarios; las realizo para que nadie justifique mi eliminación en estos días de caos con la excusa de que soy un peligro para la seguridad del Estado". 

Peligro

"Lo único que está en peligro es el pellejo de algunos por todo lo que estoy dispuesto a decir cuando me dejen declarar sobre ciertos asuntos que llevo pidiendo desde el primer día", añade José Manuel Villarejo.



Y explica que se ha puesto en marcha "una campaña de destrucción de la monarquía" por parte de "dirigentes faltos de talla y de escrúpulos".

También asegura que continúa en la cárcel porque se ha negado a hablar mal de Juan Carlos I. 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario