VÍDEO: Las durísimas imágenes del terrorista que se inmola en el metro de Nueva York

  • Sucesos
  • 09-11-2018 | 13:11
  • Escribe: Guillermo Vives

Un inmigrante blandeshí de Estado Islámico hizo explosionar un chaleco bomba que llevaba incorporado a su cuerpo en la estación de Times Square de Nueva York.


Ocurrió el 11 de diciembre de 2017 en la estación de Times Square de Nueva York. Allí, en los pasillos de la estación, Akayed Ullah, un inmigrante de Bangladesh, decidió quitarse la vida autoinmolándose con una bomba que llevaba adosada al cuerpo.

Akayed Ullah entró en la estación de Times Square con un chaleco bomba supuestamente con la intención de matar a la mayor cantidad de personas posible. El artefacto explosionó, pero no provocó muertes. Ni siquiera la suya, a pesar del estado crítico en el que le encontró la Policía. Fue juzgado y declarado culpable con cargos de terrorismo.

La escena fue captada por las cámaras de vídeovigilancia de la estación de metro neoyorkina en donde convergen la mayoría de las líneas de metro y en donde se ubica la central de autobuses, por lo que es también una de las más concurridas de la red viaria de la ciudad de los rascacielos.

La culpa era de Donald Trump

La defensa de Ullah argumentó que su representado solamente pretendía suicidarse y que no pretendía hacer daño a nadie. Afortunadamente para él, nadie sufrió heridas de consideración.

Al término de la vista, y una vez anunciada la sentencia, Ullah se dirigió al juez para explicarle su comportamiento con estas palabras: "Estaba enfadado con Donald Trump porque dice que bombardeará el Medio Oriente y luego protegerá a su nación", a lo que el juez Richard Sullivan le respondió: "Ahora no es el momento para una declaración". Ullah insistió en que quería vengar la agresión de Estados Unidos hacia el grupo Estado Islámico y que había elegido una mañana para aterrorizar con su ataque a la mayor cantidad de personas posible.

Los fiscales defendieron que el acusado quería matar o mutilar pasajeros en nombre del grupo Estado Islámico. Y rechazaron los argumentos de la defensa: si Ullah solo hubiera querido suicidarse no hubiera usado un chaleco con una bomba. 

La fiscalía también le recordó sus publicaciones en las redes sociales, como una en la que se burló del presidente Donald Trump en Facebook antes del ataque. En el proceso quedó demostrado que Ullah visionó en 2014 un vídeo de Estado Islámico, con instrucciones para llevar a cabo ataques y allí comenzó su radicalización.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario