Vídeo: cómo construir un edificio seguro de 11 plantas en 28 horas

  • Sucesos
  • 26-06-2021 | 09:06
  • Escribe: Blanca Torres

Este nuevo modelo de construcción, prometen desde la compañía, generará viviendas más baratas, y más respetuosas con el medio ambiente.




China sorprendía al mundo entero durante el 2020, construyendo, en tiempo récord de diez días, un hospital completo en Wuhan para tratar a los miles de pacientes del coronavirus de la región. Ahora, lo han vuelto a hacer, construyendo un edificio de 11 plantas en apenas 28 horas.

Ahora, la empresa china Broad Sustainable Building han sido los responsables de esta nueva proeza, construyendo el edificio a partir de módulos de construcción que ya incluyen ventanas, paredes, puertas, decoración interna y externa, haciendo que lo único que sea necesario construir 'in situ' sean los cimientos sobre los que armar el edificio de bloques.



Marta Rama, la viuda negra asturiana, condenada a 22 años de cárcel

Pero no sólo el edificio puede ser construido en tiempo récord, sino que la empresa ha asegurado que el edificio es muy seguro, siendo capaz de soportar las inundaciones, terremotos y huracanes que, año tras año, amenazan las diferentes regiones de China.



"El edificio es muy seguro, resistirá terremotos de magnitud 9,0 y supertifones" ha informado un representante de la compañía.

Más respetuoso con el medio ambiente

"Se trata de un edificio de nueve generación, con bajo contenido de gases de carbono y un bajo consumo de energía" han explicado desde la empresa constructora.



Así pues, el edificio cuenta con un moderno sistema de  recuperación de calor, que proporciona movimientos de aire y reduce las emisiones de gases de carbono, haciendo que estos edificios puedan ser considerados "orgánicos", y que no necesiten grandes cantidades de energía para calefacción o aire acondicionado.

La verdad sobre el vídeo viral del hombre lobo: todo tenía explicación



Del mismo modo, la tecnología utilizada para la fabricación de estos bloques de viviendas permite reducir considerablemente el costo de producción, consiguiendo así viviendas más asequibles, dependiendo únicamente el precio final del edificio en el emplazamiento donde se erija el edificio, pudiendo transportarse fácilmente estos bloques prefabricados por todo el mundo, gracias a su poco peso y su dureza estructural.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario