¡¡Vas a alucinar!! ¿Dónde viven y cuánto pagan por sus casas los colaboradores de Sálvame?

  • TV y Cine
  • 30-05-2020 | 07:05
  • Escribe: Redacción

La mayoría de ellos viven en casas o pisos de alquiler y pagan una auténtica fortuna por ello




A muchos nos ha picado en más de una ocasión saber cómo son las viviendas en las que se hospedan los colaboradores de Sálvame

Trabajar en un programa como Sálvame debe estar muy bien pagado a juzgar por las casas en las que viven todos y cada uno de ellos. 



Las viviendas de los colaboradores de Sálvame

Después de haberse divorciado de Makoke y haber entablado una relación con la joven Marta López, Kiko Matamoros, se ha ido a vivir con ella a un lujoso piso ubicado en el mismísimo centro de la capital madrileña. Mide 170 metros cuadrados y por él pagan un alquiler de 3.500 euros mensuales. Como bien ha contado la joven en alguna ocasión, cuenta con 3 habitaciones, una pequeña terraza y tres plazas de parking. 

Mila Ximénez, se mudó tras salir de la casa de Gran Hermano. La periodista abandonó su residencia en el barrio de Salamanca para mudarse a un piso de alquiler en el barrio de Chamartín por el que paga 2.700 euros al mes. La vivienda tiene 270 metros cuadrados y cuenta con 4 habitaciones, piscina y 2 plazas de garaje además de tener portero físico durante las 24 horas del día. 



Quién también decidió pasarse al alquiler fue María Patiño, que junto a su marido se ha ido a vivir a un ático de 140 metros cuadrados en el barrio de Chamberí por el que paga 2.500 euros mensuales. 

Lydia Lozano vive en un lujoso chalet junto a su marido Charly. La vivienda que cuenta con 3 plantas y un amplio jardín está valorada actualmente en 1.5 millones de euros. (Lydia Lozano y su marido, Charly, pagan las consecuencias de los caprichos de Sálvame. ¿Qué ha pasado?)



Otro que ha sabido hacerlo muy bien ha sido Kiko Hernández. El colaborador tiene más de una propiedad a su nombre aunque vive en una casa que adquirió hace un par de años. Se ubica en una urbanización privada a las afueras de Madrid y cuenta con una parcela de 2000 metros cuadrados. Además, entre otros lujos, cuenta con piscina interior y exterior, gimnasio y sala de juegos entre otras cosas. 

Carlota Corredera vive actualmente junto a su marido y su hija en un piso valorado en 400.000 euros. Cuenta con piscina y se encuentra situado en la localidad madrileña de Aravaca



Precisamente ahí, es donde se acaba de mudar Terelu, tras haber conseguido vender su tríplex. Ahora, paga 2.500 euros al mes por un piso de 200 metros cuadrados que consta de 4 habitaciones, 4 baños y una gran cocina entre otras cosas. 

Hace años que Belén se mudó del barrio de San Blas a Paracuellos del Jarama. Allí adquirió un chalet adosado de 273 metros cuadrados que consta de 3 habitaciones y 4 baños. Además cuenta con un jardín de 400 metros cuadrados y plaza de garaje. Aunque no se ha desvelado cuánto pagó por ella, en la actualidad el precio ronda los 500.000 euros. (El 'fantasma' de Fran Álvarez atormenta a Belén Esteban de la forma más insospechada)

La periodista, Gema López, vive en el barrio de Legazpi junto a su hija en una casa de 112 metros cuadrados valorada en 350.000 euros. 

Y por último, Chelo García Cortés tiene fijada su vivienda en la localidad catalana de Castelldefels donde vive junto a su mujer Marta. Tiene vistas al mar y su valor es de 450.000 euros. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario