¡Van a por él!

  • Cataluña
  • 05-04-2019 | 08:04
  • Escribe: Guillermo Vives

El Mosso de la célebre frase "¡La república no existe, idiota!", será sancionado.




"¡La república no existe, idiota!". La frase ha hecho fortuna. Y se ha explotado convenientemente: camisetas, tazas, bolsas, pañuelos, bufandas... La pronunció un Mosso d´Esquadra enfrentándose a una turba de radicales. Y ahora van a por él.

La presión ha sido insoportable. No le han perdonado y quieren que pague por su insolencia. La División de Asuntos Internos de los Mossos le ha incoado un  expediente disciplinario por encargo del director general de la Policía catalana, Andreu Martínez, el 19 de febrero, y ahora le puede caer una sanción por una falta leve. Aunque lo de "leve" sorprenda teniendo en cuenta el daño que hizo esa frase entre el separatismo.



Las sanciones que le pueden caer

Las sanciones propuestas para el atrevido agente antidisturbios pasan por suspenderle de funciones de uno a 14 días con la pérdida de retribución correspondiente; el traslado a otro puesto de trabajo en la misma localidad sin cambio de residencia, y la amonestación por escrito.

Son las consecuencias de una frase que le salió del alma agotado de tener que hacer frente a una turba de radicales el pasado 21 de diciembre que gritaban consignas independentistas en nombre de la república catalana. Harto ya de tanta tontería, el agente se encaró con uno de los manifestantes radicales, cansado de perder el tiempo con esta ocupación, y le soltó: “¿Qué república ni qué cojones? La República no existe, idiota“. Le salió espontáneo.





Se lo dijo a uno de los manifestantes, con uniforme de los agentes rurales de la Generalitat, que se le encaró para decirle que estaban construyendo la república catalana. Y él le contestó que si era funcionario le debería defender a él y no a esos “hijos de puta“. El manifestante le respondió que él defendía la república.

Es entonces cuando le dijo: “¿La República? ¿Qué República ni qué cojones? La República no existe, idiota“.  La conversación fue filmada por un testigo y se hizo viral por las redes sociales.



Malestar entre los Mossos

El agente se negó a declarar ante Asuntos Internos por entender que las imágenes viralizadas ya explicaban lo que sucedió allí y no precisaban de más aclaración.

Ahora el agente se enfrenta a una sanción, lo que supone un nuevo capítulo en el distanciamiento de los Mossos con sus mandos políticos. Se sabe que la noticia de que el agente pueda ser apartado del cuerpo ha generado un profundo malestar entre sus compañeros, que esperan a la resolución final del expediente para responder con alguna medida de protesta.



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario