Valls ofrece sus votos a Colau para acabar con el independentismo en Barcelona

  • Cataluña
  • 29-05-2019 | 13:05
  • Escribe: Guillermo Vives

"Tenemos la posibilidad de evitar que Barcelona tenga un alcalde independentista", ha dicho Valls, que ofrece sus votos "sin condiciones".


Poco a poco se va consolidando el tripartito que aspira a dejar a los independentistas sin la alcaldía de Barcelona. El primero en dar el paso ha sido Manuel Valls, que ha puesto sus votos a disposición de Ada Colau (en las antípodas de su pensamiento político) con tal de cerrarle a Maragall el paso a la alcaldía. (¡¡Mienten más que hablan!! El Govern se queda tan ancho falseando las cifras electorales)

El líder BCN Canvi-Cs, Manuel Valls, ha pedido este martes evitar que sea alcalde de Barcelona el ganador de las elecciones, Ernest Maragall (ERC), y para ello ha ofrecido los seis votos del que será su grupo municipal a la todavía alcaldesa y segunda en las elecciones, Ada Colau (BComú), y con Jaume Collboni (PSC).


"Sin condiciones"

Ha asegurado que lo hace "sin condiciones" porque la prioridad es evitar que la capital catalana tenga un alcalde independentista, ha asegurado en rueda de prensa, en la que ha pedido a Colau posicionarse. (El tripartito imposible que nacerá para cargarse a Maragall de la alcaldía de Barcelona)

"Tenemos la posibilidad de evitar que Barcelona tenga un alcalde independentista", ha proclamado Valls, que ha pedido superar los mensajes lanzados en la campaña y trabajar en este sentido porque es un momento histórico.


"Evitar que Barcelona sea palanca del independentismo"

Ha garantizado que está dispuesto a "contribuir a una solución positiva para Barcelona" y confluir en gestos de responsabilidad, y ha advertido de que lo hará todo para evitar que haya un alcalde independentista en la capital catalana. (Iceta prepara una venganza brutal a los separatistas)

"La prioridad es evitar que Barcelona sea la palanca del independentismo", ha dicho, y ha añadido que no entra en ninguna negociación ni habla de acuerdos, sino de principios, y ha sostenido que la política consiste a menudo en escoger la opción menos mala.



"No es momento de establecer condiciones previas ni ultimátums", según Valls, que ha dicho que no le compete a él mover ficha y que no entra en debates de izquierdas ni derechas, aunque ha avisado de que no aceptará ninguna lección de izquierdas porque él es un socialdemócrata progresista --lo ha dicho después de que Colau descartara pactar con su grupo y tacharlo de derechas--.

Sin líneas rojas marcadas por Rivera

Preguntado por si el líder de Cs, Albert Rivera, le ha marcado líneas rojas en este debate, ha respondido: "A mí no se me pone ninguna línea roja", y ha defendido un cordón sanitario frente a la extrema derecha, a los populistas y al nacionalismo.

Sobre la reunión que mantuvo este martes con la dirigente de Cs Inés Arrimadas, ha destacado que tienen una relación de confianza y también de cariño y, aunque no ha dado más detalles, ha insistido en que esta oferta de apoyo a Collboni y Colau la lanza en nombre de los seis ediles electos.

Ha asegurado que, aunque sus resultados han estado "muy lejos de las expectativas" y han sido decepcionantes, continuará en Barcelona y trabajando para evitar un alcalde independentista, porque es su compromiso con la ciudad y es algo posible, ha remarcado.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario