Una pareja encuentra un mensaje extraviado durante la Primera Guerra Mundial: ¿Qué decía?

  • Sucesos
  • 15-11-2020 | 18:11
  • Escribe: Laura Abad

Pasados 110 años es cuando se han encontrado las palabras perdidas que un soldado alemán escribió durante la I Guerra Mundial


Fue una pareja de excursionistas en Alsacia la que se encontró durante su paseo con una pequeña cápsula que parecía tener muchos años y que poco después reconocieron que era de las que servía como envase para contener mensajes que ataban a las patas de las palomas durante los conflictos bélicos. Y sí, sus suposiciones estaban en lo cierto. No iban nada desencaminados porque dentro de la cápsula había un mensaje presuntamente de un soldado prusiano que lo escribió durante la Primera Guerra Mundial.

Nunca llegó a su destinatario. Así de caprichoso es el destino y, ahora, pasados 110 años es cuando se han encontrado las palabras perdidas que un soldado alemán escribió durante la I Guerra Mundial. El texto que comunicaba la situación que estaba viviendo y daba claves de su posición no logró el objetivo, pero eso no ha impedido que el mundo haya vuelto ahora a revivir su historia a través de este sorprendente hallazgo.


Al parecer el transporte falló, la paloma mensajera se despistó o algo la interceptó para que la misiva no llegase a su destino tal como se esperaba. No hubo contestación y no sabemos qué pudo pasarle a este soldado tras escribir esas palabras.

Lo que sí sabemos ahora es que la cápsula de aluminio se perdió en este campo al noreste de Francia y ha llegado hasta nuestros días, no sin quedar algo maltrecha por el tiempo que ha transcurrido desde que se escribiera. Su lectura resulta difícil de descifrar, pero algunos datos se han podido sacar en claro.


Por lo pronto se puede leer la fecha del mensaje. Este data del 16 de julio y lo que queda más en el aire es el año. Podría ser 1910 o también 1916 por lo que se deduce del trazo. El escrito correspondía a un soldado alemán de infantería con base en Ingersheim, en Haut-Rhin (en la actual Francia) que hacía en ese punto unas maniobras militares e informaba a su superior de lo que estaba ocurriendo a pocos kilómetros de su posición.

Poco más se puede sacar de conclusión tras haber pasado más de un siglo perdido y de haber aguantado las inclemencias del tiempo (suerte que la cápsula le sirvió de escudo). Sin embargo, sí que hay una revelación que llama poderosamente la atención y que ha servido para darle ahora un lugar privilegiado en el Museo de Orbey (dedicado a los hechos y lleno de reliquias que sucedieron durante la I Guerra Mundial).



"El pelotón Potthoff recibe fuego cuando llegan al borde occidental del patio de armas, el pelotón Potthoff toma fuego y se retira después de un tiempo", dice el mensaje hallado por la pareja y añade que "en Fecha Wald medio pelotón quedó inutilizado. El pelotón Potthoff se retira con grandes pérdidas".

El descubrimiento ha sido tan asombroso que todos se preguntan ahora en Francia qué suerte fue la de aquel soldado y cómo es que su escrito ha llegado por casualidad a nuestras manos para poder conocer más de la historia. En busca de respuestas está el encargado del museo Orbey donde descansa ahora esta carta, Dominique Jardy que no ha dudado en decir que "un hallazgo así, es muy raro. En cuarenta años, nunca vi algo así" y más si se tiene en cuenta que han pasado 110 años desde que se escribiera. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario