Una paciente con cáncer sufre una combustión y muere quemada en plena operación

  • Sucesos
  • 01-01-2020 | 21:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián

El político Emanuel Ungureanu ha presentado una denuncia ante la Fiscalía para que se investigue el suceso.


El pasado 22 de diciembre, los médicos de Floreasca, en Bucarest, procedían a practicar una cirugía a una paciente de 66 años que padecía cáncer de páncreas.

Durante la intervención, se le aplicó a la mujer un desinfectante con base alcohólica.


Poco después, los sanitarios usaron un escalpelo eléctrico en la misma zona, provocando que el cuerpo de la mujer comenzara a arder descontroladamente.

Una enfermera, intentando apagar el fuego, vertió un cubo de agua sobre la mujer, la que acabó con un 40% de su cuerpo con graves quemaduras.


Una semana después, estas heridas provocaron su muerte.

Reacciones políticas ante la mala praxis

"Los cirujanos debían haber sido conscientes de que está prohibido usar desinfectante basado en alcohol durante procedimientos quirúrgicos realizados con un escalpelo eléctrico" declaró el viceministro Horatiu Moldovan.



El ministro de Salud, Victor Costache, lamentó el suceso, y prometió hacer todo lo posible para "descubrir la verdad". (Un cura abusador sexual es apuñalado con un crucifijo)

Solo el político Emanuel Ungureanu ha presentado una denuncia a la Fiscalía para que el suceso sea investigado y se condene a los culpables de esta mala praxis que acabó con el fallecimiento de la mujer. 

El hospital, por el momento, ha visto suspendida su acreditación durante seis meses, por no informar del suceso en las siguientes 24 horas. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario