Una mordedura de una peligrosa serpiente acaba con la vida de un niño de 6 años

  • Sucesos
  • 29-07-2022 | 12:07
  • Escribe: David Jiménez
El pequeño no pudo salvar la vida tras este fatídico incidente


Simon era un niño de 6 años que, después de días luchando entre la vida y la muerte, ha acabado muriendo por culpa de la mordedura de una serpiente en un parque natural de Estados Unidos. La Policía ha abierto una investigación para averiguar más detalles sobre este trágico suceso, que ha causado gran conmoción en el ámbito nacional estadounidense e internacional.

Los hechos sucediron el pasado martes 5 de julio, cuando Simon, sus hermanas y su padre fueron a dar un paseo en bicicleta por el parque natural de Bluestem Praire de Colorado. Lo que suponía que iba ser un gran día haciendo una excursión en familia se acabó convirtiendo en una pesadilla para estas personas que no pensaban en ningún momento lo que iban a vivir aquel día.



La carta que puede cambiarlo todo: el sospechoso de asesinar a Madeleine se pronuncia

Después de horas de excursión, el pequeño Simon Curret, la víctima de 6 años, hizo una parada para beber agua y, a partir de entonces, se complicó todo. Esta parada la hizo un poco alejado de su familia, pero nadie le dio importancia a este pequeño detalle, ya que no imaginaban nada de lo que pasaría a continuación. De sopetón, el pequeño Simon empezó a gritar: "Serpiente cascabel" e, inmediatamente, el padre fue hacia donde se encontraba el niño. Estaban en una zona sin cobertura,  decidió coger al niño en brazos y empezaron a correr hasta llegar al municipio más próximo de la zona e, inmediatamente, alertaron a las emergencias del lugar.



El pequeño estaba gravemente herido a causa de la mordedura de esta peligrosa serpiente y fue trasladado hasta un hospital infantil de Colorado, donde ingresó con un pronóstico muy grave, ya que esta serpiente es muy venenosa. A pesar de los esfuerzos de los sanitarios y del niño, que estuvo cinco días luchando, desgraciadamente, acabó muriendo el pasado 14 de julio.

La tragedia pudo ser aún peor

Por si no fuera poco, la hermana de Simon, el mismo día de los hechos, empezó a convulsionar y también necesitó asistencia médica. Afortunadamente, le dieron el alta, pero al cabo de pocos días, el niño de 6 años murió. 



Los amigos y familiares de Simon ha creado una página de donaciones para poder pagar los gastos económicos que les ha causado la hospitalización de sus hijos y el funeral del niño. "Estamos recaudando dinero para cubrir los gastos médicos, ya que el suceso ha supuesto una gran carga financiera y queremos ayudarlos económicamente para poder ayudar en esta desgracia", se explica en la página de GiveSendGo, dónde se pueden hacer las donaciones.

Las modeduras de serpiente son un problema de salud pública que afecta cada año a más de cinco millones de personas, y que produce entre 80.000 y 140.000 muertes, además de amputaciones y otras insuficiencias y discapacidades crónicas. África, Asia y Latinoamérica concentran la mayor parte de estos episodios, que la Organización Mundial de la Salud trata de prevenir a través de un grupo propio de trabajo creado en 2017 para garantizar tratamientos eficaces. En ese mismo año se incluyó el envenenamiento por mordeduras de serpiente entre las enfermedades tropicales desatendidas más prioritarias.



La muerte más agónica: un oso se cuela en su tienda de campaña y la devora

Un trágico accidente que por desgracia pasa más de lo que nos pensamos y de los que lamentablemente no tiene curación.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario