Una modelo denuncia a Irene Montero y deja en evidencia al ministerio de Igualdad: el robo puede salirles caro

Una modelo denuncia a Irene Montero y deja en evidencia al ministerio de Igualdad: el robo puede salirles caro

17/08/2022

| Alexis Rodríguez

Facebook
Twitter

El departamento capitaneado por la podemita vuelve a estar envuelto en una polémica

Una modelo ha puesto en entredicho al ministerio de Igualdad de la podemita Irene Montero. Su nombre es Nyome Nicholas-Williams, tiene 30 años y es conocida en las redes sociales por su lucha contra la censura y la discriminación en redes sociales de los cuerpos negros 'curvy'. No obstante, ha llegado a España por evidenciar y retratar a este departamento tan estéril e innecesario impulsado por el gobierno socialcomunista.

Irene Montero y su equipo han protagonizado esta semana una de esas campañas tan absurdas que apuesta por un verano sin estereotipos y sin violencia estética. Tiene el lema de "El verano también es nuestro”. Asimismo, en este anuncio se puede ver una imagen en la que aparecen mujeres en bikini en la playa. Todas ellas de diversa edad, raza y cuerpos. Con esta iniciativa, el Ministerio de Igualdad pretende que las mujeres españolas disfruten de la playa sin tener en cuenta lo que la gente pued Apensar. 

El sospechoso informe de Irene Montero: los españoles no dan crédito ante la última 'perla' de la ministra de Igualdad

La polémica ha llegado tras la denuncia de Nyome Nicholas-Williams. Esta artista dispone de 79.000 seguidores en Instagram y está muy molesta con esta campaña. Todo esto, porque el Ministerio de Igualdad y el autor encargado de la ilustración no habían pedido permiso a la joven para utilizar su imagen. Así lo hizo saber a través de las redes sociales. De hecho, según El Español la fotografía es personal. Por tanto, no pertenece a nadie, sino a la modelo en cuestión.

Así ha manifestado su malestar, Nicholas-Williams: "Es horrible. Deberían haberme pedido usar mi imagen y deberían haberme pagado. El consentimiento es importante y no preguntarme es no darme opción a decidir si quiero que se use mi imagen", afirmó la modelo a los compañeros del medio mencionado anteriormente. "Cuando una imagen no es tuya la pides", sentenció la joven.

Por este motivo, la agencia de representación de la protagonista de la noticia, ya se ha puesto en contacto con el Ministerio de Igualdad, tratando de que paguen a la influencer por esta fotografía, que el departamento de Irene Montero ha utilizado sin permiso alguno

Esta situación no es la primera vez que le ocurre a la modelo. Ya en 2020 le sucedió lo mismo y reconoce sentirse frustrada. En aquél entonces, el culpable de obviar el consentimiento fue un ilustrador que utilizó una fotografía personal suya para vender productos. La modelo afirma que está muy cansada y se pregunta en Twitter si las mujeres negras podrán descansar alguna vez. De esta manera, sus declaraciones se han viralizado en la red social del ave azul y son muchos los usuarios que han cargado contra el Ministerio de Igualdad y han mostrado su apoyo a Nymoe Nicholas-Williams.

¿Quién es Nyome Nicholas-Williams?

Es una modelo de ascendencia dominicana y jamaicana. Tiene 30 años y gracias a su popularidad se ha convertido en uno de los referentes a nivel mundial del movimiento “body positive”. En la actualidad, es una de las mujeres de tallas grandes con más repercusión en el Reino Unido. Empezó su lucha contra la censura de los cuerpos gruesos en octubre del 2020.

De hecho, ella misma sufrió ese veto por parte de Instagram, que le eliminó una fotografía en la que aparecía sentada en un taburete y abrazándose a sí misma desnuda. Cabe decir que fue advertida por la red social de perder la cuenta si volvía a publicar la imagen en cuestión.

Kendall Jenner desafía la censura de Instagram con un desnudo integral: lo enseña todo

A raíz de este percance, la modelo defiende que no se puede tolerar esta censura, dado que para la joven no la tratan igual que a las chicas blancas y más delgadas."Todos los días se pueden encontrar en Instagram millones de fotos de mujeres blancas muy desnudas y delgadas. ¿Pero una mujer negra gorda que celebra su cuerpo está prohibida? Sentí como si me estuvieran silenciando", manifestó a The Guardian.

Tras este suceso, arrancó la lucha de Nyome Nicholas-Williams. A través de la plataforma Change.org lanzó una petición y llegó a las 17.000 firmas. Gracias a la superlativa repercusión del asunto algunas calles del centro de Londres aparecieron con pintadas que reivindicaban las protestas.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario