Una ley belga de 1847 le borra la sonrisa de un plumazo al delincuente fugado Valtònyc

  • Política
  • 18-01-2022 | 21:01
  • Escribe: Daniel Guerra
Después de varias victorias judiciales se las prometía muy felices, pero su regreso a España para ir a prisión está más cerca que nunca


José Miguel Arenas, el rapero mallorquín más conocido como Valtònyc y que se encuentra en Bélgica fugado de la justicia española, se las prometía muy felices después de que los últimos fallos judiciales en el país en el que se encuentra le hubiesen sido favorables. Sin embargo, de una tacada ha vuelto a la casilla de salida tras la decisión que ha tomado el Tribunal de Casación de Bélgica, anulando este martes el fallo que rechazó su entrega a España en virtud de la euroorden emitida por la justicia nuestro país.

Solo faltaba un pequeño fleco para que Valtònyc se saliera con la suya, pero al menos de momento deberá esperar después de que la última instancia de la justicia belga haya solicitado reexaminar la cuestión de las injurias a la Corona, uno de los 3 delitos por los que las autoridades españolas reclaman la extradición de este sinvergüenza que se gana la vida amenazando, insultando y humillando a las autoridades y que está condenado en España por amenazas y enaltecimiento del terrorismo.



TV3 emite documentales manipulados del caso Alsasua para infundir odio anti español en Cataluña: mentiras y más mentiras

Otros jueces tendrán que examinar en Gante su caso una vez más, con lo que la causa contra el cantante (por llamarlo de alguna forma) se alargará un poco más después de casi una década de recorrido y con la fuga a Bélgica incluida para codearse con Puigdemont en la mal llamada Casa de la República, donde el 'príncipe de Waterloo' espera a su vez que le llegue su San Martín como a todos los cerdos.



Valtònyc se jactaba hace solo unas semanas de que estaba a punto de obtener la libertad: "Un buen día para la música y para la libertad de expresión", afirmó ante la última resolución previa a este fallo que le vuelve a poner la soga (por no decir otra cosa) al cuello. Vamos, que los tiene de corbata. Y no, lo que hace este tipejo abyecto y miserable no se puede llamar música ni se puede permitir en base a la libertad de expresión que se lancen según qué mensajes de odio.

Valtònyc lleva huyendo desde que cumplió la mayoría de edad

El rapero lleva huyendo de la justicia desde los 18 años, cuando fue detenido y acusado de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona. La condena se elevó a tres años y medio de cárcel, una decisión que fue ratificada posteriormente por el Tribunal Supremo y que llevó a Valtònyc a tomar rumbo a Bélgica en 2018. Desde entonces, España reclama que vuelva para cumplir con su condena. Ese momento está un poquito más cerca hoy.



Hace menos de un mes, el 28 de diciembre de 2021, el Tribunal de Apelación de Gante rechazó la entrega a España, en segunda instancia, por considerar que los delitos por los que España reclama al rapero no son considerados como tal en Bélgica. Para que una euroorden se haga efectiva, es necesario que haya delitos equiparables en el país que examina la petición, e inicialmente no consideraron ninguno de sus tres delitos como punibles.

No obstante, en el delito de injurias a la Corona el Tribunal de Gante señaló que sí existe una ley belga de insultos contra el rey que data del año 1847 y que puede suponer penas de hasta 3 años de cárcel. Ahora se revisará el caso en base solo a este delito.



De este modo, en las próximas semanas puede haber una resolución que devuelva a Valtònyc a la realidad: a pagar por sus actos en lugar de continuar viviendo a cuerpo de rey en Bélgica por la generosidad de Puigdemont, quien le enchufó como informático en CatGlobal para justificar que le tiene como perrito faldero en su penosa causa anti española a sueldo de todos los catalanes.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario