Una famosa ex conejita de Playboy escupe y agrede a un anciano en pleno vuelo

  • Sucesos
  • 30-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Laura Abad
La mujer podría ser declarada culpable y condenada a un año de prisión y una multa de 100.000 dólares.


Patricia Cornwall se convertía en una de las modelos y conejitas de Playboy más conocidas y admiradas del mundo gracias, entre otros, a su papel dentro de la mítica serie de los Vigilantes de la Playa. Una fama, por su extrema belleza, que no ha tenido nada que ver con el motivo que ahora la ha vuelto a poner en el foco mediático.

Y es que la ex modelo, de ahora 51 años de edad, ha sido detenida después de provocar un grave altercado durante un vuelo este pasado 23 de diciembre desde Tampa, Florida, a Atlanta, Georgia.



Todo comenzaba cuando Cornwall, tras salir del cuarto de baño del avión, se encontraba con el carrito de las bebidas en el pasillo del avión, el cual le impedía el paso hasta su asiento. Momento en el que la azafata, educadamente, le pedía que se sentara en un asiento vacío mientras entregaba las bebidas, algo que molestaba en exceso a la ex modelo.

La última víctima de Kiko Hernández le planta cara y sus hijas salen salpicadas



"¿Qué soy yo, Rosa Parks?" contestaba, muy enfadada, la ex Playboy, haciendo referencia a la activista afroamericana que, en 1955, se negaba a ceder su asiento a un hombre blanco durante un trayecto en autobús el Alabama.

Comentario que hacía responder a uno de los pasajeros del avión, un anciano de 80 años, que lamentaba el feo paralelismo hecho por la modelo, criticando que el comentario "era inapropiado".



Detenida, y con posible condena de prisión

Palabras del anciano que incendiaban a la ex modelo quie perdía los nervios, comenzando a gritar, comenzando una fuerte discusión con el hombre que acababa con ex modelo golpeando con violencia y repetidamente al anciano, resultando tanto él como otros pasajeros heridos, según las autoridades.



Actos que quedaban registrados en un vídeo que se hacía rápidamente en las redes sociales, siendo una prueba fundamental contra la mujer después de que los agentes del FBI la detuvieran a su llegada al aeropuerto.

Ahora, Cornwall se enfrenta ante un tribunal federal, formalmente acusada de un delito de agresión en la jurisdicción aérea especial de Estados Unidos, pudiendo ser condenada a un año de prisión y a una multa de 100.000 dólares.


Deja tu Comentario