Una enfermedad degenerativa obliga a Kiko Hernández a llevar guantes

  • TV y Cine
  • 10-05-2021 | 09:05
  • Escribe: Celeste De Sebastián




La enfermedad de Kiko, a pesar de ser crónica, ofrece momentos de 'tranquilidad' al colaborador, y otros momentos de 'inflamación' que le dificultan enormemente el movimiento de sus manos.

Kiko Hernández ha sorprendido a la audiencia de Telecinco estos últimos días, acudiendo al plató de Sálvame con unos ajustadísimos guantes negros.

Accesorios sobre los que no ha querido dar explicaciones, a pesar de que todas las miradas del plató se dirigían hacia ellos, y que incluso Jorge Javier acabara haciendo un comentario al respecto: "me aterrorizan esos guantes negros".



Pero, a pesar del silencio del contertulio, sí se ha podido conocer la razón de este particular accesorio: y es que, tal y como explicó Hernández hace algo más de dos años en antena, padece artritis psoriástica; una enfermedad degenerativa, sin cura, que le causa problemas de movilidad y fuertes molestias,principalmente, en sus extremidades.

El precio justo... de la dignidad: Lydia Lozano se presta a la mayor humillación en Sálvame 



"No puedo mover bien la mano derecha porque me dan pinchazos y tengo los dedos inmóviles" reconocía en una entrevista en la revista 'Diez minutos'.

Una enfermedad que también fue responsable de que el colaborador acudiera a finales de año al plató en silla de ruedas. "Me da lumbalgia" aseguraba entonces, intentando sus compañeros bromear sobre la situación y evitar que cayese demasiada presión sobre Kiko.



Así afecta la artritis psoriásica a las manos de Kiko 

La artritis psioriásica es una enfermedad degenerativa autoinmune que afecta principalmente a las articulaciones, y que afecta al 10% de las personas que padecen psoriasis. Tal y como apuntan los estudios relacionados con la enfermedad, uno de cada 200 españoles padece esta enfermedad.

Raquel Bollo hunde a Telecinco con su gran verdad sobre Rocío Carrasco



Los afectados por esta enfermedad suelen sufrir dolor e inflamación en las articulaciones, dificultad de movimiento, e incluso deformación en dichas articulaciones. En el caso del tertuliano, él mismo ha confesado que sus manos son su mayor preocupación, ya que el dolor y la inmovilidad podrían hacer que no pudiera sujetar a sus  hijas, aún pequeñas, y se cayeran, uno de sus mayores temores.

A pesar de ser una enfermedad crónica, la artritis psioriástica alterna épocas de remisión y de inflamación, por lo que hay temporadas en los que el paciente no sufre molestia alguna, y otros momentos en los que los síntomas se agravan, y son un verdadero impedimento en la vida cotidiana. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario