Una energúmena se baja el pantalón y mea en el suelo de una tienda tras robar y ser retenida por los empleados

  • Sucesos
  • 30-11-2021 | 09:11
  • Escribe: Gonzalo Palacios
Una mujer fue pillada robando en un establecimiento y entró en cólera cuando la encerraron hasta que llegó la policía


Los trabajadores de un establecimiento de comida pillaron a una mujer de color robando dentro del local y tomaron la decisión de llamar a las autoridades policiales y de cerrar todos los accesos a la tienda para evitar que la mujer se marchase con los productos sustraídos.

La mujer, al ver que no tenía forma de escapar, entró en cólera y comenzó a romper el mobiliario y los productos del local. Para que quedase todo grabado, uno de los trabajadores sacó su teléfono móvil y comenzó a filmar todo lo que hacía la supuesta ladrona.



El vino y la cerveza aumentan el riesgo de demencia: los expertos fijan el límite de consumo semanal

Para que quedase constancia de lo sucedido y poder mostrarlo a la policía, el trabajador no dejó de grabar en ningún momento aunque lo que no se esperaba es que la mujer que había robado, presuntamente, productos del establecimiento llegase a orinar en el suelo.



La mujer, para intentar salir del establecimiento, le dijo a los trabajadores que se estaba orinando pero los empleados de la tienda, que sabían que lo único que quería era marcharse de allí con los productos robados, le dijeron que no la iban a abrir la puerta del local.

En ese momento, la mujer se bajó los pantalones y la ropa interior y orinó en el suelo del local. Además, le dijo a los trabajadores, en tono amenazante, que siguieran grabando todo. Los empleados le respondieron con la misma contundencia explicándole que no iban a apagar el móvil.



Mientras tanto, la hija de la mujer que estaba retenida dentro del local a la espera de la llegada de las autoridades policiales le pidió en repetidas ocasiones a su madre que parara ya de hacer todo lo que estaba haciendo pero la mujer hizo caso omiso a la menor de edad.

Cinco encapuchados dan una brutal paliza a dos homosexuales en una discoteca de Barcelona



La hija, muy asustada

La hija, que estaba muy asustada por lo que estaba viendo, no paraba de llorar. Una persona que estaba dentro del establecimiento quiso consolarla y estar a su lado para que se relajase pero la madre exigió que nadie tocase a su hija, que lo estaba pasando verdaderamente mal.

Finalmente, las autoridades policiales acudieron hasta el lugar de los hechos. La mujer acusó a los trabajadores del establecimiento de ser "racistas" por haberla retenido tras haber robado, presuntamente, varios productos que se quería llevar sin pagar.

Los trabajadores del supermercado consiguieron evitar la fuga de la presunta delincuente aunque eso les llevó a sufrir destrozos en el local.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario