Una disputa familiar acaba con un tiroteo y una mujer muerta en Aranjuez

  • Sucesos
  • 10-06-2019 | 05:06
  • Escribe: Redacción

Una mujer de 35 años ha muerto de un tiro en el pecho y otras dos se encuentran heridas tras un tiroteo


Una mujer de 35 años de etnia gitana ha fallecido la noche de este domingo y otras dos han resultado heridas de diversa consideración por impactos de arma de fuego en Aranjuez. El presunto agresor ha sido detenido tras haber permanecido atrincherado durante varias horas en el interior de una vivienda, según ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

Una llamada recibida por los servicios de emergencia sobre las 22.00 horas ha alertado de que se estaban escuchando varias detonaciones en un bloque de viviendas de la calle Victoria Khami de la citada localidad. El hombre ha disparado desde la vivienda y después se ha atrincherado en su interior durante varias horas. Como consecuencia de los disparos, una mujer de 35 años de etnia gitana ha muerto por arma de fuego al sufrir al menos un impacto en el pecho.


Los servicios de Emergencia no pudieron hacer nada

Cuando los sanitarios del Summa-112 han llegado al lugar se encontraba en parada cardiorrespiratoria y, a pesar de realizarse durante más de media hora las maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada, finalmente solo han podido confirmar su fallecimiento. Además, otras dos mujeres han resultado heridas de diversa consideración

Una de ellas, de 50 años, ha sufrido una herida por arma de fuego en la pierna izquierda, según han indicado a Europa Press fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid. Tras ser estabilizada en el lugar, ha sido evacuada por sanitarios del Summa hasta el Hospital Doce de Octubre de Madrid, donde ha quedado ingresada con pronóstico grave a la espera de valoración. La tercera mujer herida, también por impacto de bala, se ha trasladado por sus propios medios hasta el Hospital de Aranjuez, donde ha sido atendida.


El presunto agresor, un español de 38 años, ha sido arrestado después de haber permanecido durante varias horas atrincherado en la vivienda. Los testimonios recabados en el lugar indican que los hechos podrían estar relacionados con una disputa familiar, aunque se trata de una hipótesis preliminar.

Los antidisturbios tuvieron que intervenir

Al lugar han acudido agentes de la Policía Judicial, que se han hecho cargo de la investigación. Asimismo, ha sido necesario desplegar efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los conocidos como antidisturbios, ante el temor a posibles incidentes entre las familias relacionadas con el crimen. También han colaborado efectivos de la Policía Local.




Facebook Twitter
Deja tu Comentario