Una chaqueta podría ser la clave para encerrar al violador de Igualada

  • Sucesos
  • 26-04-2022 | 07:04
  • Escribe: Enrique Sanz
El presunto delincuente se encuentra, de momento, encerrado en dependencias penitenciarias


El crimen de Igualada podría resolverse en las próximas horas. La agresión sexual que sufrió una menor el 1 de noviembre a la salida de una discoteca ha sido condenada enérgicamente por todos los sectores de la sociedad, conscientes de que la violencia contra las mujeres es una de las lacras de la sociedad moderna y contra la que se debe luchar sin cuartel desde todos los ámbitos posibles.

La incansable lucha por cerrar el caso de Igualada ha provocado el surgimiento de una nueva pista: la chaqueta que portaba la joven en el momento de la agresión podría ser el elemento definitivo que condene a Brian Raimundo por la agresión del año pasado en Igualada. Este elemento sería fundamental para cerrar el caso, puesto que el propio Brian Raimundo regaló la prenda a su entonces pareja después de habérsela arrebatado a la menor que había violado y agredido en plena calle horas antes.



Las secuelas del brutal ataque para la víctima son innumerables. Su vida está completamente vuelta del revés, con un pánico constante por salir a la calle sin acompañamiento alguno. Además, ha perdido el 90% de audición en una de sus orejas, y debió someterse a una complicada y larga cirugía en la que los mejores expertos cirujanos debieron reconstruirle los genitales y el recto. La violencia empleada por Brian Raimundo es inaudita y mantuvo a la joven de 16 años ingresada en el hospital durante varios meses.

Brian Raimundo es el principal sospechoso de esta brutal agresión. No es la primera en su historial, y es ya un viejo conocido de las autoridades. Su larga historia de abusos comienza en las edades más cortas, cuando su madre lo echó de casa por abusar de su hermana menor de tan solo siete años. La dura vida en las calles comenzó a forjar un carácter insoportable en Brian Raimundo, quien persistió en estos atroces actos, provocando que una de sus exparejas lo denunciara por violencia de género.



La prenda ya ha sido requisada por los investigadores, y la expareja también ha atravesado un interrogatorio en el que afirmó desconocer por completo el origen de la prenda. Los técnicos ya están realizando los análisis pertinentes, y su resultado podría significar el carpetazo definitivo para uno de los casos más estremecedores de los últimos tiempos en nuestro país. Las muestras de ADN de la joven agredida y su comparación con las obtenidas a través de las fibras de la chaqueta podrían determinar si finalmente Brian Raimundo es culpable de una de las violaciones más salvajes que jamás se recuerdan en nuestro país.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario