Un viejo amigo de Pablo Iglesias se planta en Galapagar para cantarle las cuarenta como nadie ha hecho

  • Política
  • 27-08-2020 | 08:08
  • Escribe: Redacción
Pese a su sinceridad ante la cámara, el de Vallecas acaba disculpándose en las redes sociales por la dureza de sus palabras contra el vicepresidente segundo.


La ciudadanía española sigue recentando 'jarabe democrático' para Irene Montero y Pablo Iglesias, desde las inmediaciones de la casa de los podemitas en Galapagar.

A pesar de las fuertes medidas de seguridad que rodean el chalet de los Iglesias-Montero, decenas de personas se reúnen día a día con cazuelas, para criticar la acción del vicepresidente segundo ante la terrible situación sanitaria y económica que está viviendo el país. (Pablo Iglesias, a un paso de perder 70.000 euros por 'falta de honor')



Personas a las que ahora se ha unido Víctor Alfonso del Amo Sánchez, un viejo amigo de Pablo Iglesias, con quien se crió de niños en el barrio madrileño de Vallecas.

"Iglesias, ¿te acuerdas de mí? Somos de Fuentarrón, de Vallecas, nos criamos juntos. ¿Te acuerdas en aquella época en la que jugábamos al baloncesto y eras una mierda?" le recordaba el 'amigo de la infancia' al vicepresidente segundo del Gobierno.



Y es que el vallecano tenía muchas cosas que decirle a su ex vecino.

"Eras una mierda, igual que ahora. Cacho de cabrón, que encima estás escoltado por nuestros Cuerpos de Seguridad del Estado a los que tú dices que hay que agredir, que hay que matar... lo que hacéis en los bares de Alsasua ¿eh? cuando van de paisano y pegáis a sus familias y les pegáis a ellos". (Pablo Iglesias, el protegido. ¡¡PSOE e independentismo 'tragan' con la caja B de Podemos!!)



Algo que, según del Amo Sánchez, acabará pasándole al podemita, que se verá obligado a irse "de este país de una manera o de otra".

"Mis declaraciones no fueron afortunadas"

A pesar la crudeza de sus palabras, y el visible malestar del vallecano en el vídeo en Galapagar, y ante las criticas recibidas, Víctor Alfonso se retractaba poco después a través de las redes sociales.



"Ni soy de extrema derecha, ni soy un loco. Soy un español que ama a su país" explicaba el vallecano en Twitter, portando la mascarilla obligatoria del coronavirus. (¡Amenazados! El Rey, Florentino, Ana Rosa, Carlos Herrera...)

Y, sin dudar, se arrepentía de sus 'maneras' en el vídeo anterior: "Mis declaraciones no fueron afortunadas, por eso pido disculpas a todos aquellos que se sintieron agredidos [...] no era mi intención, ya que la violencia no es la solución".

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario