Un vídeo retrata a Puigdemont y su amiguete Alay por los lazos con la Rusia de Putin

  • Política
  • 19-03-2022 | 07:03
  • Escribe: Celeste De Sebastián
El Jefe de Gabinete del ex president fugado reconoce ante las cámaras de TV3 la vinculación rusa en el procés secesionista.


Tras la invasión de Rusia a Ucrania, y el comienzo del conflicto armado entre ambos países, hace ya tres semanas, muchos son los organismos internacionales que estudian con detenimiento todos los contactos del Kremlin en Europa en los últimos años, buscando a los posibles 'aliados' de Vladimir Putin en esta contienda, y a la vez, buscando vías económicas para acabar con la guerra que ya ha matado a centenares de civiles.

Y es en este estudio sobre la influencia rusa en Europa donde ha salido a la luz la vinculación de la Generalitat de Cataluña, sobre todo durante la etapa en la que Carles Puigdemont fue presidente, con el Kremlin.



El independentismo cae por su propio peso: sólo el 38% de los catalanes quiere la secesión

Una vinculación ante la que ahora, tanto el independentista fugado como su equipo guardan silencio, evitando condenar a Vladimir Putin pero lamentando la pérdida de vidas ucranianas, pero que, hasta hace unos meses, era un "motivo de orgullo" para los secesionistas fieles a Puigdemont.



Así lo demostraba Josep Lluís Alay, jefe de Gabinete de Puigdemont y hombre de su máxima confianza en el Govern, que no sólo confesaba sus acercamientos al Kremlin, sino que apostaba por que esta unión internacional ayudara a Cataluña a convertirse en un Estado independiente.

Apoyo ruso al procés independentista de Puigdemont

"Nuestro objetivo político, no a largo plazo, a medio plazo, o si fuera a corto plazo mejor, es la creación de un estado independiente. Y para crearlo, necesitamos tener relación con todos los estados del mundo" destacaba Alay en una entrevista en TV3.



La Generalitat vuelve a censurar a los medios en castellano con una treta inimaginable 

Una entrevista en la que admitía haber tenido contacto estrecho, a través de la oficina de Puigdemont, con el Kremlin ruso: "Obviamente, de lo que no vamos a hablar es ni de caviar, ni de la ópera rusa, ni de vodka... vamos a hablar de asuntos que interesan en la creación de un estado independiente en el futuro" remarcaba.



Palabras que demuestran que los contactos que mantuvo Puigdemont con Rusia no sólo eran ciertos, sino también que estaban enfocados a negociar el apoyo ruso al golpe de Estado de la Generalitat en 2017.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario