Un verano de muerte: el nuevo 'balconing' es todavía más peligroso

  • Sucesos
  • 13-06-2021 | 21:06
  • Escribe: Celeste De Sebastián

El gran porcentaje de las víctimas mortales de esta práctica son hombres jóvenes, principalmente británicos, que vienen a España buscando el sol y la cerveza barata.




Hay muchas cosas que marcan la llegada del verano: las altas temperaturas, la apertura de las piscinas, las olas de calor... y las primeras noticias de jóvenes fallecidos mientras practicaban 'balconing' durante sus vacaciones en Marbella, Mallorca u otros destinos turísticos españoles.

Y es que esta práctica se ha convertido, en los últimos diez años, en uno de los principales problemas relacionados con el turismo de borrachera en España. Los jóvenes turistas, ebrios, prueban a lanzarse a la piscina del hotel desde varios pisos de altura, o intentan cambiar de habitación saltando de balcón en balcón.



Debido a su estado de embriaguez, muchos de estos jóvenes acaban sufriendo brutales caídas al vacío,en muchas ocasiones, mortales. Algo que no consiguen frenar ni siquiera las constantes campañas publicitarias que, desde el Gobierno de España, advierten del peligro de esta práctica.

Algo que, este año, se ha vuelto aún más peligroso: y es que el nuevo 'balconing' combina esta peligrosa práctica, y el consumo de alcohol, con el consumo de gas de la risa (óxido nitroso). Un gas que produce un efecto inmediato de carcajadas y diversión absurda, a poco precio, y sin más secuelas que un ligero dolor de cabeza.



Sin embargo, el problema de este gas es que también provoca movimientos espasmodicos de los músculos, así como alteraciones y lesiones en el sistema nervioso; en concreto, puede producir alucinaciones, que ya han provocado varias muertes en este mes de jóvenes veraneantes británicos en España.

Jóvenes, hombres y británicos: así es el "balconer"

Según un estudio del Hospital Universitario Son Espases, el 97,8% de los casos de balconing, con resultados fatales, son protagonizados por hombres de unos 24 años. 



En concreto, el estudio revela que gran parte de estos inconscientes adolescentes son de origen británico, que llegan a la costa española buscando el buen tiempo y la cerveza barata (un 60,8% de las víctimas totales). Por detrás de estos, se sitúan los turistas alemanes, 15,2%, y sólo el 6% son españoles.

En el 95% de los casos de balconing, el alcohol estaba presente en el cuerpo de las víctimas, y en el 37% estuvo acompañado de otras drogas; queda por conocer, este año, la incidencia que el gas de la risa provocará en estos terribles porcentajes.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario