Un pingüino huye de una orca y salva su vida saltando al barco de unos turistas

  • Sucesos
  • 15-03-2021 | 09:03
  • Escribe: Blanca Torres

Los turistas, encantados ante este espectáculo al más puro estilo 'National Geographic' en directo.




Estos turistas viajaban entre ls icebergs del estrecho de Gerlache, en la Antártida, desafiando el helador frio por un único objetivo: vislumbrar a las orcas, unos de los animales más bellos, a la vez que mortíferos, del planeta.

Y lo consiguieron: varias familias de orcas se acercaron, curiosas, a los botes, consiguiendo capturar en cámara algunos de los 'saludos' de los gigantescos animales a los visitantes humanos.



Sin embargo, los turistas consiguieron mucho más que ver a estos majestuosos animales: y es que, en un golpe de suerte, pudieron presenciar en directo el 'modus operandi' de estos animales en su búsqueda de alimento.

Del Barrio Rojo de Ámsterdam a diputada: una prostituta holandesa quiere dar la campanada



En concreto, dando caza a un pingüino papúa, que se encotraba solo y en peligro, nadando rápidamente, e intentando escapar de sus depredadores. Una persecución nada justa que tenía un final fácil de intuir.

El pingüino se salva... de un salto

Sin embargo, el pequeño pingüino parecía tener un día de suerte. Tras varios angustiosos segundos de persecución en el agua, el pingüino chocaba contra uno de los botes de los turistas.



Percatándose de que éste podría ser su salvación, el pequeño animal decide dar un último gran salto antes de ser devorado... y, con un poco de ayuda, consigue entrar en el bote, y salvarse así de la voracidad de las orcas.

Asalto a punta de pistola: un reportero que informaba sobre robos es atracado en directo



"Fue como ver un episodio de National Geographic en directo" ha asegurado Matt Karsten al The Daily Planet "Me imagino que el pingüino se sintió muy aliviado de escapar".

Las depredadoras, tal y como se puede ver en el vídeo que se ha hecho viral, siguieron al bote durante unos minutos, hasta que se dieron por vencidas, momento en el que el pingüino volvía a las aguas, ya seguras, de la Antártida.

 

Facebook Twitter


Deja tu Comentario