Un neonazi la emprende a tiros y mata a 11 judíos en una sinagoga

  • Sucesos
  • 28-10-2018 | 05:10
  • Escribe: Eva Martín

Matanza en una sinagoga de Pittsburg: mueren 11 personas y hay 6 heridos, dos de ellos de gravedad




El centro religioso El árbol de la vida celebraba el Sabbat, el día sagrado en la semana judía cuando empezaron los disparos. Este sábado un neonazi llamado Robert Bowers entró en la sinagoga a las 9:54. Iba equipado con una rifle de asalto y tres pistolas. Estuvo 20 minutos en el interior. La policía logro detenerlo después de intercambiar disparos. Cuatro agentes resultaron heridos y el tirador está hospitalizado y estable. Entre los fallecidos no hay ningún menor.

Uno de los asistentes relató que estaban celebrando servicios en la capilla cuando oyeron un estruendo en la zona del vestíbulo. La sinagoga con capacidad de más de un millar de personas, está situada a unos diez minutos del centro de Pittsburg.



El tirador es un hombre blanco de 46 años que carece de antecedentes delictivos

En el barrio, llamado Squirel Hill, vive una gran comunidad judía que, después de la noticia, ha quedado en shock. Se aconsejó que no salieran de casa hasta que la situación se calmara.

El presidente Donald Trump denunció el "acto antisemita” y añadió que “no pensaba que esto podría ocurrir": "Condenamos el antisemitismo y cualquier otra forma de mal. Nos unimos como un solo pueblo estadounidense”. Además, defendió un endurecimiento de las leyes relacionadas con la pena de muerte. La fiscalía presentará cargos contra el tirador por cometer un delito federal de odio.



Según Trump los sucesos en Pittsburgh son bastante más devastadores de lo que parecía en un principio: "He hablado con el alcalde y el gobernador para informales de que el Gobierno está y estará a su lado todo el tiempo”, había escrito antes Trump en su cuenta de Twitter y añadió: “Cualquiera que haga algo así a personas inocentes que están en un templo o en la iglesia debería pagar el máximo precio por ello”.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se declaró desolado por el suceso y expresó la solidaridad de todo Israel con la comunidad judía de Pittsburgh. El gobernador del Estado de Pensilvania, Tom Wolf, calificó el suceso de “tragedia absoluta”: “Mis pensamientos ahora mismo están con las víctimas, sus familias y en asegurar que las fuerzas del orden disponen de todos los recursos que necesitan”, dijo.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario