Un implante permite andar a tres parapléjicos

  • Tecnología
  • 01-11-2018 | 05:11
  • Escribe: Teo Camino

Nuevos hallazgos científicos mejoran notablemente la recuperación de lesiones de la médula espinal


La ciencia avanza a pasos agigantados, y el caso de estos tres parapléjicos que han vuelto a caminar es la mejor prueba de ello.

En 2010, David Mzee sufrió un accidente deportivo que le produjo graves lesiones de médula espinal. Ahora, con la ayuda de un caminador y gracias a la estimulación eléctrica, David ha vuelto a caminar.

David Mzee sufrió graves lesiones de médula espinal en 2010, ahora, gracias a la estimulación eléctrica, ha vuelto a caminar

Neurocientíficos suizos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) y el Hospital Universitario de Lausana (CHUV) son los responsables de este gran avance en protocolos de rehabilitación que mezclan la estimulación eléctrica dirigida de la médula espinal lumbar y la correspondiente terapia asistida.

Este último y revolucionario estudio de medicina regenerativa, llamado STIMO (‘STImulation Movement Overground’), significa una auténtica revolución terapéutica que mejora notablemente la recuperación de una lesión de médula espinal. 

Tras unos meses de entrenamiento con arneses inteligentes, los tres pacientes involucrados han controlado los músculos de las piernas que habían quedado paralizados años atrás y han podido caminar sin necesidad de estimulación.

“Nuestros hallazgos se basan en una profunda comprensión de los mecanismos subyacentes que obtuvimos a través de años de investigación en modelos animales. Así pudimos imitar en tiempo real cómo el cerebro activa naturalmente la médula espinal”, explica el neurocientífico de la EPFL Grégoire Courtine.

“Todos los pacientes podían caminar usando soporte de peso corporal dentro de una semana. Supe de inmediato que estábamos en el camino correcto”, dice la neurocirujana de CHUV Jocelyne Bloch.

“El momento y la ubicación exactos de la estimulación eléctrica son cruciales para la capacidad del paciente para producir un movimiento intencional. También es esta coincidencia espaciotemporal la que desencadena el crecimiento de nuevas conexiones nerviosas”, añade Courtine.

“La estimulación dirigida debe ser tan precisa como un reloj suizo. En nuestro método, implantamos una serie de electrodos sobre la médula espinal que nos permite dirigirnos a grupos musculares individuales en las piernas”, explica Bloch

Caminando después de una lesión de la médula espinal 

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario



Noticias recientes..