Un hombre muere en una piscina al ser succionado por un extraño remolino

  • Sucesos
  • 24-07-2022 | 07:07
  • Escribe: Enrique Sanz
El incidente ha conmocionado y sorprendido a todo Israel


La tragedia ha afectado nuevamente a la temporada veraniega con un desenlace fatal, esta vez en una piscina situada en el país de Israel, donde hace varios días se produjo un incidente que ha dejado conmocionado a la totalidad del país. Un hombre ha fallecido después de haber sido succionado por un extraño remolino producido en la piscina donde se estaba bañando.

Una fiesta en un pequeño municipio israelí ha terminado de la peor forma posible. Mientras que, aprovechando el calor del verano, los asistentes a la celebración aprovechaban para tomar un baño en la piscina, que se había convertido en el centro de la fiesta, muchos de los invitados paseaban por el borde, ajenos a la tragedia que planeaba por encima de sus cabezas.



En medio de las celebraciones se ha formado un extraño remolino en el centro de la piscina, que ha comenzado a atraer a dos de los bañistas que se encontraban en el agua. El nivel del agua comenzó a bajar drásticamente y con extrema rapidez, provocando que los dos bañistas se vieran atraídos hacia el boquete que se había producido en el suelo de la piscina y que era el verdadero causante del remolino.

El primer bañista, más alejado del centro del remolino, ha logrado ponerse en pie y subirse al bordillo de la piscina. Sin embargo, el segundo afectado, sensiblemente menos protegido, ha sido succionado hacia el interior del boquete, donde ha quedado sepultado por la enorme cantidad de agua y objetos que había en la piscina en aquel momento. 



La conmoción se ha extendido por toda la fiesta, que experimentó un brusco frenazo cuando llegaron las autoridades policiales y el cuerpo de bomberos al lugar con el objetivo de recuperar el cuerpo del joven fallecido, de apenas 34 años. La excarcelación del cadáver ha tardado más de cuatro horas, y el cuerpo del joven ha sido trasladado a dependencias forenses para la realización de una autopsia.

Las autoridades policiales permanecen todavía en el lugar, dejando patente la conmoción que vive el pequeño municipio israelí de Karmei Yosef, que para nada esperaba que una ruidosa fiesta de piscina se convirtiera en el lugar de una muerte accidental cuyos espectadores seguramente tardarán mucho tiempo en olvidar de forma definitiva.



El vídeo del impactante momento ha tomado las redes sociales por sorpresa, y su viralización a través de todo el mundo ha provocado que este caso adquiera una dimensión internacional y provoca que gran parte de la población del planeta esté pendiente de cómo evoluciona el trabajo de la policía del municipio israelí de Karmei Yosef.

Las pesquisas están centradas todavía en la piscina y su estado técnico: en apariencia, la instalación estaba debidamente regulada y no se había reportado ninguna falla sospechosa, por lo que la estructura sigue siendo investigada por un posible nuevo derrumbamiento, que le ha costado la vida a un joven de 34 años, muerto sepultado por el agua y los coloridos flotadores de la fiesta a la que asistió por última vez.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario