Un exjugador de la Premier se enfrenta a un juicio por violar a una estrella de 'Love Island'

  • Deportes
  • 14-07-2022 | 10:07
  • Escribe: Enrique Sanz
El club ya ha anunciado que no plantea suspenderle por el momento


Escándalo en el fútbol inglés. Ashley Charles, futbolista del Wealdstone FC de la quinta división de la liga inglesa, está acusado de haber violado a una conocida mujer televisiva en una noche de fiesta. Supuestamente, la exconcursante de 'Love Island', un formato muy similar a 'La isla de las tentaciones', no habría consentido tener sexo con el jugador de tan solo 23 años y que ya militó en otros clubes de más renombre y categoría como el Watford, del que está totalmente desvinculado a día de hoy.

Charles está acusado de un presunto delito sexual por haber abusado de la estrella televisiva mientras esta dormía plácidamente en la misma cama que el futbolista. Por estos reprobables hechos, Ashley Charles irá a juicio, donde se presentarán todas las pruebas y alegatos pertinentes para que las autoridades judiciales realicen su fallo a favor o en contra del futbolista acusado.



Según el relato de la víctima, todo ocurrió el 14 de marzo del año pasado. Ashley Charles y Dennon Lewis, amigos, quedaron para disfrutar de la agitada vida nocturna de Londres junto con otro futbolista, Michael Philips. Cuando ya llevaban recorridos varios pubs, acordaron encontrarse con la víctima y una amiga de la misma con la que Lewis había estado intercambiando mensajes desde hacía varios días. Cuando la noche se acercaba a su final, el grupo de cinco personas se dirigió hacia la habitación de hotel de la víctima y su amiga.

La estrella de 'Love Island' ha reconocido ante el jurado que solo consintió tener sexo con Michael Philips, y que después de aquel acto se quedó a dormir en la misma habitación en la que había estado con Michael esa noche. Sin embargo, el futbolista con el que había mantenido relaciones se despertó antes que la mujer, lo que permitió que, supuestamente, Ashley Charles pudiera acceder a la habitación y cometer la violación. Esta agitación motivó que la víctima se despertara y se encontrara con "un hombre, Ahsley Charles, encima de ella".



Los gritos de la estrella de 'Love Island' alarmaron al resto del grupo, que rápidamente acudieron a ver qué sucedía. En el caos del momento, las acusaciones de violación volaron hacia Ashley Charles, que llegó al extremo de bajarse los pantalones y enseñarle el pene a su amigo como prueba de que no había intentado nada contra la presunta víctima de este nuevo caso de delito sexual en Reino Unido.

Los testimonios de Dennon Lewis defienden la inocencia de Charles. Su amigo asegura que el futbolista es un persona "educada y respetuosa", que conoció hace muchos años "jugando al fútbol. Los dos jugábamos en el Watford, desde pequeños". La defensa de Lewis hacia su amigo no parece haber convencido del todo al jurado, puesto que el procedimiento legal continúa entre las negativa de Charles, que asegura no ser culpable de los presuntos delitos que se le imputan



El club al que pertenece ha realizado un duro comunicado a través de Twitter en el que actualiza el estado de Ashley Charles respecto de su situación competitiva: "Wealdstone puede confirmar que está al tanto de los procedimientos legales que involucran a uno de nuestros jugadores y que el jugador no está disponible para ser seleccionado hasta nuevo aviso". Este mensaje de suspensión a través de la red social Twitter ha desatado una marea de comentarios en uno de los juicios más polémicos que tiene que vivir, de nuevo, la Premier League por el bochornoso comportamiento de los futbolistas que supuestamente pertenecen a 'la mejor liga del mundo'.

Esta no es la primera noticia de delitos sexuales y contra las mujeres, puesto que estas denuncias contra los futbolistas que militan en clubes ingleses han ido aumentando con el paso del tiempo. A principios de este mismo año, Mason Greenwood, una prometedora joven estrella del Manchester United, era totalmente fulminado de la disciplina 'red' debido a las acusaciones de una de sus exparejas de abusos y maltrato, que efectivamente probaron ser verdaderas. Desde entonces, Greenwood, que tan solo tiene 22 años, está en prisión preventiva a la espera de conocer el veredicto final por sus delitos.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario