Un colegio de Reus reclama un traductor a los padres que no hablan catalán

  • Cataluña
  • 17-09-2018 | 11:09
  • Escribe: Daniel Guerra

La Escola Maria Fortuny, en Reus, publicó un boletín pidiendo a los padres que no hablan catalán que llevaran un traductor a las tutorías.


La Escola Maria Fortuny, un colegio situado en Reus y aparentemente bilingüe (en castellano y catalán), ha montado un gran escándalo por su trato discriminatorio hacia todos aquellos que no hablan en castellano. Todo comenzó con la publicación de una nota en la que advertían a los padres de sus alumnos que debían acudir a las tutorías con traductor en caso de no hablar o no entender el idioma catalán.

“Si no habláis o no entendéis el catalán, debéis asistir a la entrevista acompañados de una persona que pueda traducir”, fue el mensaje que deslizó la dirección de esta escuela, mediante un boletín dirigido a los padres. Toda una declaración de intenciones que ha causado indignación al mostrar un trato denigrante para las personas castellano parlantes, y que refleja el maltrato a la lengua española que se puede encontrar en la educación en Cataluña en estos tiempos.

Un centro público financiado por todos los catalanes

La Escola Maria Fortuny es un centro público, y por tanto está financiado por todos los catalanes, de manera que los que hablan castellano tienen los mismos derechos a ser atendidos en su idioma, una lengua oficial, que los que hablan en catalán. Aunque esto parece que se les ha olvidado a muchos últimamente. La reacción de las redes sociales ha provocado que el centro rectifique y señale que todo ha sido un error. Lo que parece más bien es que no han tenido más remedio que hacerlo…

La excusa más insólita posible

Mediante un comunicado publicado en las redes sociales, la escuela asegura que “no es verdad que no se atienda a las familias en castellano” y que el folleto en cuestión hacía referencia “a los padres de origen magrebí que no hablan catalán ni castellano”. La pregunta es… ¿Por qué no añadieron esta especificación en el boletín inicial? 

Sea como sea, el colegio ha pedido disculpas mediante este mismo comunicado y ha señalado que modificarán el boletín para no discriminar a la lengua castellana: “La escuela pide disculpas a quien haya podido ofender la frase. Siempre hemos atendido a las familias en el idioma en el que se han sentido más cómodos”, concluye el escrito publicado por la escuela, que puedes ver a continuación.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario