Un cóctel químico permite a los chinos sembrar la lluvia manipulando las nubes

  • Sucesos
  • 22-02-2021 | 20:02
  • Escribe: Redacción

Las suspicacias aumentan, temiéndose las consecuencias que pueda tener el proyecto chino a gran escala.




China se ha convertido, en los últimos años, en una de las grandes potencias del mundo; tanto, que se calcula que podria superar económicamente a Estados Unidos en los próximos años.

Un poder que ahora el país asiático quiere incrementar, controlando el clima: en concreto, manipulando las nubes y, consecuentemente, las lluvias y la nieve en más de la mitad del país.



Así pues, el Gobierno pekinés anunciaba, el pasado mes de diciembre y de manera oficial, que el Ejecutivo se encuentra trabajando para controlar el clima en cerca de 5 millones de kilómetros cuadrados antes de 2025.

Niño de 7 años que jugaba al escondite casi muere triturado por el camión de la basura



"Para el 2035 la modificación del clima deberá llegar a un nivel avanzado del globo" aseguraban en la nota oficial.

El sistema para lograrlo, conocido como 'siembra de nubes', a pesar de que nunca se ha utilizado en esa extensión tan amplia,no es nuevo: y es que durante los años 50 y 60, Estados Unidos desarrolló este proyecto, consistente en la utilización de un coctel químico de yoduro de plata para modular las nubes.



Así pues, el yoduro de plata es inyectado en la atmósfera, donde imitan las partículas para condensar el H20 que crea las gotas de agua que, finalmente, acaban cayendo en forma de lluvia más o menos torrencial.

Las temidas consecuencias de la 'siembra de nubes'

Una de las principales preocupaciones con respecto a este proyecto es la popsibilidad de que las lluvias en el territorio chino priven de suficiente agua a los países vecinos.



"Por el momento no tenemos evidencia de que haya un 'robo' de agua al vecino, pero hasta ahora la siembra no se ha hecho a una escala tan grande. Y por eso el debate. Puede cambiar el futuro. Deberá monitorizarse" asegura Andrea Flossman, copresidenta del grupo especializado en modificación del Clima de la Organización Meteorológica Mundial, a La Vanguardia.

1.480 euros una hogaza: el pan más caro del mundo se elabora en Málaga y rusos y árabes se pelean por él

Desconocimiento que también involucra a las posibles consecuencias de este proyecto a nivel medioambiental. 

Eso sí, a pesar de que el yoduro de plata, así como el resto de componentes del coctel químico, no estén suficientemente concentrados a priori para causar grandes daños en el medio ambiente, los combustibles necesarios para dispersarlos (por ejemplo, el combustible de avión o el generador terrestre) sí podrían tener un fuerte impacto ambiental.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario