Un cementerio de elefantes (para cienmileuristas) llamado TV3

  • Cataluña
  • 03-10-2019 | 08:10
  • Escribe: Pedro Riscal
El regreso a TV3 con un contrato galáctico de Andreu Martínez, exdirector general de los Mossos, pone de los nervios a los trabajadores de la casa sometidos a los recortes.


Andreu Martínez es el señor que hasta hace cuatro días se paseaba por la Generalitat en su condición de director general de los Mossos d´Esquadra. Es el mismo que decidió dimitir de manera sorprendente 24 horas antes del segundo aniversario de la revuelta del 1 de Octubre, una fecha marcada en rojo por los Mossos.

Andreu Martínez nunca caminará solo

Andreu Martínez se fue, según se ha podido saber luego, porque su sintonía con Quim Torra había menguado de forma alarmante. Y, además, Puigdemont le había puesto la cruz, porque determinadas actuaciones de los Mossos en los últimos meses no han sido de su agrado, fundamentalmente porque no se han plegado a sus caprichos políticos.



¿Y qué va a ser de Andreu Martínez? ¿Se apuntará a las listas del paro? ¿Acudirá a la Oficina de Desempleo? Nada de eso. Martínez pertenece a lo que Pablo Iglesias llamaría "casta política" catalana y quienes llegan a ese nivel "nunca caminan solos", como el Liverpool. 

La "Organización" le ha encontrado acomodo a Martínez devolviéndole a su antigua función como director de Estrategia Corporativa y Recursos Humanos de TV3. Se trata del cargo que ocupaba antes de iniciar en 2015 su aventura política en la Generalitat en el marco de la consellería de interior. 



TV3 es la agencia de colocación que paga servicios prestados

Y es que la multifuncional TV3, que igual sirve para un 'fregao' que para un barrido, es la principal agencia de colocación al servicio del régimen separatista catalán. Entre una nómina de casi dos mil empleados siempre hay un hueco para colocar al amigo, para ayudar al palmero fiel o para agradecer servicios prestados a la causa.

Y a lo grande, por supuesto. A Andreu Martínez se le agradecen los servicios prestados con un contrato de "cienmileurista", porque a los amigos hay que tratarlos bien. Y dirigir la estrategia corporativa de TV3 bien merece una generosa recompensa.



Mientras tanto, los trabajadores de TV3 están de recortes. Llevan muchos meses sufriendo recortes, todavía sin superar la época del 155 en la que se llegó a cerrar el grifo del despilfarro en la casa.  Y hace años que la empresa, la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), no contrata a nadie. No hay dinero. La plantilla envejece. De hecho, el sector más numeroso de sus empleados está próximo a la jubilación y formado por personal que entró en la casa en su fundación hace 35 años. 

Pero no se está produciendo la renovación de la plantilla porque no hay dinero y las incorporaciones están terminantemente prohibidas. Por eso se entiende que el comité de empresa de TV3 se suba por las paredes con el retorno del "cienmileurista" Martínez. No se puede invertir en personal porque no hay dinero, pero para pagar a los amigos siempre se puede recurrir a TV3, que se paga sola. O eso creen ellos.



"¡Necesitamos documentalistas, no cienmileuristas!"

Ese comité de empresa califica de "escandaloso" que Martínez siga chupando del bote de los catalanes desde TV3 ahora que ya no puede hacerlo desde la Consejería de Interior. Y no entiende la manga ancha que existe en la casa con los sueldos galácticos mientras que buena parte de los departamentos de la casa están desatendidos porque no hay dinero para personal.

Estos recortes seclectivos han soliviantado al personal. Dicho comité considera "escandaloso que en pleno recorte de contrataciones de trabajadores y con el bloqueo continuado para resolver las necesidades de plantilla (indefinidos no fijos, sustituciones por bajas y picos de trabajo, y contratos de sustitución), vuelva a la Corporación para cobrar un sueldo de jefe de Estrategia y Recursos Humanos, después de una gestión nefasta para los trabajadores con un sometimiento sin precedentes en la intervención gubernamental en la negociación colectiva de nuestra empresa”. Así le reciben, recordándole su gestión nefasta.

Los trabajadores de TV3 recuerdan que “ahora no nos hace falta un cargo cienmileurista: lo que falta son profesionales de todas las especialidades: cámaras, montadores, redactores, oficiales administrativos, técnicos, ingenieros, personal de servicios artísticos, realización y producción, documentalistas, lingüistas…”. Todo eso no puede esperar. No hay dinero. Y el que ahí ya tiene destino asignado.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario