Un anciano sorprende a todo el mundo esperando la noche entera en la parada del autobús... para no llegar tarde a su cita

  • Sucesos
  • 19-11-2021 | 13:11
  • Escribe: Laura Abad

Los agentes que le encontraron le acompañaron, de madrugada, a que fuese atendido en el hospital.




La vacuna contra el Covid-19 llegaba hace apenas un año a España, convirtiéndose, de forma inmediata, en una auténtica 'salvación' para el país, igual que para el resto del mundo, frente a la devastación provocada por la pandemia del coronavirus.

Una vacuna que comenzó rápidamente a inyectarse en las personas más vulnerables, como los ancianos y los enfermos más crónicos, asegurándose así, en la medida de lo posible, una gran frenada de fallecimientos entre las poblaciones de riesgo.



Ahora, muchos países, incluido España, han decidido vacunar a los mayores con una tercera dosis de la vacuna, como 'refuerzo' para su sistema inmune contra el virus, que ya protagoniza una sexta ola de contagios en el país.

Y es en estas circunstancias cuando un hombre, de 89 años de edad, se convertía, de forma inesperada, en el protagonista de una curiosa historia de madrugada, eso sí, con final feliz.



Nuevas pistas pueden llevar al cuerpo de Marta del Castillo más de 12 años después 

Así pues, el octogenario, cuando fue encontrado por la Policía, se encontrraba en una parada de autobús a las dos de la madrugada, en Lugo; un encuentro en el que los agentes no tardaban en darse cuenta que el anciano tenía problemas de movilidad.



Al preguntarle qué hacía a aquellas horas, casi sin ropa de abrigo, en la calle, el anciano no dudó en responder que no quería llegar tarde a su cita: en concreto, a la cita médica para ser vacunado contra el Covid, que tenía, al día siguiente, en el hospital HULA.

Los agentes acompañaron al anciano al deseado lugar

Tal y como se ha podido saber desde la prensa regional, el hombre, a pesar de la insistencia de los agentes, se negó a volver a su domicilio, ya que tenía "miedo a quedarse dormido y perder la cita".



Una decisión ante la que los agentes, sorprendidos, decidieron tomar una decisión inusual: acompañaron al octogenario al centro médico donde tenía la cita, donde podría esperar, en un lugar seguro y caliente, a su ansiada cita para la vacuna.

La respuesta sincera de este abuelo a su nieta "destroza" Internet 

Al llegar, el personal sanitario del HULA no dudó en hacerse cargo del anciano, proporcionándole la vacuna contra el Covid.. y una exploración médica completa, garantizando así que la historia del intrépido y responsable anciano tuviera un final feliz.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario