¡¡Un agresivo cocainómano obliga a su padre a comerse un cuadro de Joan Miró!!

  • Sucesos
  • 15-04-2019 | 05:04
  • Escribe: Álvaro Jiménez

"He venido a mataros, pero este se come antes el Miró", les dijo el cocainómano a sus padres.


Un agresivo cocainómano ha obligado a su padre a comerse un cuadro de Joan Miró tras amenazarle con asesinarle tanto a él como a su mujer.

El pintor catalán Joan Miró conoció al hombre sexagenario en su juventud y le dedicó un cuadro que ahora valdría una fortuna. Él lo lucía en su chalet del interior de Mallorca hasta el pasado 28 de octubre. (El terrorífico vídeo del demente que afiló un cuchillo jamonero en el Metro de Madrid).

En aquel momento, su hijo troceó la obra de arte de Joan Miró y obligó a su padre a comérselo tras amenazar a sus progenitores. "He venido a mataros".

Según ha informado David López Frías en El Español, el hijo tenía una orden de alejamiento y no debía estar allí pero el 28 de octubre se la saltó y acudió a la residencia que sus padres tienen en Felanitx. (¡¡31 años para el sanguinario parricida que asestó 39 puñaladas a su madre!!).

Eran las once menos cuarto de la noche cuando el matrimonio escuchó un fuerte golpe en la entrada. Era su hijo, que había roto la puerta, el marco y el bombín.

El hijo, un treintañero consumidor habitual de cocaína y de temperamento muy violento, agarró a su padre por el pelo, lo derribó y lo arrastró por el pasillo. (Una mujer apuñala a su marido con un cuchillo de cocina en Madrid).

Agresió a su padre en Mallorca

Él se puso encima de él y le puso la rodilla en el cuello. Cada vez que intentaba hablar, le propinaba un fuerte puñetazo en la cara. Su madre se llevó golpes en la cara por intentar ayudar a su marido.

"He venido a mataros. Tengo que mataros. Lo que voy a hacer es quemaros con gasolina", les dijo el hijo, que también aseguró haber contratado un sicario para acabar con la vida de su hermano.

El violento hijo cogió una botella de vino y se la derramó a su padre por la cara. Posteriormente, le quemó los pelos de la barba con un mechero mientras le insultaba y escupía.

"Cómetelo. Cómete tu cuadro de Miró. Yo soy el puto amo aquí, ahora sabréis lo que es dormir en la calle", dijo antes de irse tras destrozar el mobiliario de la case y atormentar a sus padres durante más de tres horas.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario