Últimas novedades sobre el caso de Esther López: las hipótesis que baraja la Guardia Civil

  • Sucesos
  • 16-03-2022 | 07:03
  • Escribe: Enrique Sanz
Los investigadores han descubierto nuevas pruebas que podrían acercarlos al final de la investigación


La investigación sobre el asesinato de Esther López continúa abierta. La aparición de nuevas pruebas arroja más preguntas sobre qué sucedió aquella noche en la que la joven de 35 años viajaba con dos acompañantes en un coche.

El descubrimiento de estas evidencias dos meses después del inicio de la investigación podrían acercarla a su fin: los análisis realizados por la Guardia Civil –que actualmente investiga el caso– han determinado que el cuerpo de Esther López pudo haber sido movido de lugar.



Además, la autopsia resalta un hecho que podría ser determinante: Esther fue atropellada a baja velocidad, desencadenando un shock hipovolémico que provocaría finalmente su fallecimiento.

Según los investigadores, el vehículo utilizado en el atropello era de color azul –se encontró pintura de este color en la cadera de Esther López–, por lo que han emprendido una búsqueda activa del vehículo que pueda encajar con la descripción: de color azul y sin pintura en el lugar en el que pudo haber impactado con la cadera de Esther, fracturándola y causando el shock hipovolémico.



Después de este atropello, Esther López –todavía con vida– podría haber sido movida a la cuneta en la que finalmente se encontró su cuerpo. Con todo, estas nuevas averiguaciones refuerzan la hipótesis que ya albergaba la Guardia Civil: Esther López fue atropellada. Sin embargo, todavía no han podido señalar el lugar exacto en el se produjo que este atropello, a pesar de la intervención de investigadores expertos en accidentes de tráfico en el caso.

La investigación sigue su curso

La investigación se esfuerza también en analizar y estudiar los datos de las torres de telefonía de la zona en la que se localiza por última vez a Esther López, con el objetivo de averiguar qué vehículos circulaban por la zona con el objetivo de esclarecer los hechos de la madrugada del 13 de enero.



Actualmente, la Guardia Civil continúa interrogando y mantiene su mirada puesta en los dos sospechosos principales en este crimen. El primero de ellos –llamado O.– era una de las dos personas que iba con Esther en su coche la madrugada del 13 de enero, siendo una de las últimas personas en ver con vida a la Esther López.

El análisis del vehículo por parte de los investigadores –en el que coincidieron O., Esther López y una tercera persona ya descartada en la investigación– no ha arrojado resultados concluyentes para la investigación.



Ramón «el Manitas» es el otro sospechoso investigado en el punto de mira de la Guardia Civil. Ramón señaló haber visto con vida a Esther después de su desaparición, hecho que hizo saltar las alarmas y motivó a los investigadores, ordenando un registro de su vivienda. Sin embargo, estas averiguaciones tampoco arrojaron ningún resultado favorable para la investigación, pues no se encontró ninguna muestra relacionada con Esther López.

A pesar de este nuevo avance en las investigaciones, el asesinato de Esther López sigue sin resolverse, pero la Guardia Civil asegura que no se detendrán hasta llevar al verdadero culpable ante la justicia.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario