¡TV3 pide el arresto del director de la Guardia Civil!

  • Cataluña
  • 11-10-2019 | 08:10
  • Escribe: Pedro Riscal

Antoni Bassas propone el arresto del director de la Guardia Civil por decir que "lo volveremos a hacer"


TV3, la tele de los golpistas, sigue haciendo méritos para que la intervengan cuando ya no quede más remedio que volver a aplicar el artículo 155 en Cataluña.

Después de escuchar hasta la saciedad a los políticos independentistas favorables al golpe de estado para desconectarse de España, después de oír al propio Quim Torra amenazando con que "lo volveremos a hacer", refiriéndose al intento de golpe de estado que se vivió en Cataluña en el otoño de 2017, los propagandistas del régimen separatista, como Toni Bassas, se rasgan las vestiduras porque el director de la Guardia Civil ha avisado que ellos también lo volverán a hacer si vuelve a producirse una insurrección en Cataluña.


Tienen la piel muy fina. Sólo ellos pueden amenazar. Y se indignan cuando reciben un aviso de que una revuelta anticonstitucional será respondida con firmeza por las fuerzas de seguridad del estado. (El director de la Guardia Civil pone los puntos sobre las íes a los indepes: "¡¡No nos iremos de Cataluña!!")

TV3 pide el arresto el director de la Guardia Civil

Y le buscan los tres pies al gato para aprovechar la coyuntura y vender a España como un país opresor que amenaza a los pacíficos independentistas catalanes con mano dura si vuelven a saltarse la ley. ¿Qué esperaban?


"Lo demostramos hace dos años, lo hemos hecho de nuevo recientemente. Y cada vez que sea necesario, lo volveremos a hacer. Porque tenemos la plena convicción de que la sociedad a la que servimos entiende y cree que no hay libertad ni seguridad fuera del marco de la ley". Algo tan sencillo como esto que dijo ayer en Barcelona Félix Vicente Azón, director general de la Guardia Civil, ha puesto de los nervios a los propagandistas de TV3, como Toni Bassas, que ha aprovechado que en TV3 juega en campo propio para atreverse a pedir el arresto de la máxima autoridad de la Guardia Civil. (Las fuerzas vivas de la Generalitat y los Mossos dejan plantada a la Guardia Civil)

"Este señor es el jefe de la Guardia Civil en Cataluña -ha dicho Toni Bassas- y desde mi punto de vista este discurso es inadmisible. Este señor tendría que ser arrestado... una semana en su casa... Porque este es un discurso político, y en democracia los discursos políticos los hacen los políticos, no los uniformados. Si la Guardia Civil se siente ofendida porque en el Parlament se votó que la Guardia Civil se vaya de Cataluña, pues ya hay un Gobierno, una ministra, una delegada del Gobierno que pueden contestar políticamente esta declaración política. Un uniformado tiene la obligación de mantener una absoluta neutralidad. Me parece inadmisible e imprudente en vigilias de un momento en que la Guardia Civil, en colaboración con los Mossos y la Policía Nacional deberá enfrentarse a una protesta multiduinaria en la calle que se derivará de la sentencia". Esto es lo que ha dicho Toni Bassas en el programa "Tot es mou", ante la atenta mirada de la conductora Helena García Melero, que parecía querer aplaudir con las orejas.



La Guardia Civil debe mantenerse neutral entre la delincuencia y la ley (?)

Para Toni Bassas la Guardia Civil debe mantenerse neutral entre la ley y la delincuencia que pretende pasarse la ley por el forro de sus caprichos. Así son. Torra puede sentenciar que "lo volveremos a hacer", es decir, saltarse el orden constitucional y la ley, pero la Guardia Civil no puede responder advirtiendo, que el que avisa no es traidor, que si los mismos de entonces tienen la tentación de volver a saltarse la ley, volverán a encontrarse a sus agentes enfrente para impedirlo. 

Quizá es la consecuencia de graves carencias en su formación democrática, pero es evidente que algo no han entendido del concepto de estado de derecho y sociedad democrática. Ni Cataluña vive sometida a los caprichos de un estado dictatorial, y así lo entiende la mayoría de la ciudadanía catalana, que se supone que debería sufrir los efectos de esa supuesta tiranía, ni existe ningún ideal que permita saltarse la constitución aprobada por todos los españoles, con los catalanes incluidos. Si no les gusta la constitución, que utilicen ese diálogo que tanto reclaman para cambiarla, pero por la vía pacífica y civilizada.

Si cumplen sus amenazas y lo vuelven a hacer, se encontrarán enfrente a la Guardia Civil y a la Policía Nacional con los Mossos al lado (si quieren). Es lo mismo que sucedería en cualquier país de la vieja y democrática Europa, la misma que no acepta a delincuentes huidos de la justicia en sus organismos de gobierno.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario