TV3 convierte en extrema derecha a todo aquel que no es separatista

  • Cataluña
  • 25-03-2021 | 09:03
  • Escribe: Gonzalo Palacios

TV3 da cancha a voces que proponen "señalar y tener controlados" a los vecinos que retiran lazos amarillos por considerarles "fascistas"




TV3, la televisión independentista catalana mantenida con dinero público, ha traspasado los límites de la decencia llamando a su audiencia a señalar y "tener controlados" a los ciudadanos que mantengan "actitudes fascistas".

¿Y qué son actitudes fascistas? Justamente cualquiera que no se corresponda con los mandamientos del independentismo puro y duro.



Ni vergüenza ni solidaridad: los sueldos de TV3 en plena crisis económica y sanitaria son inmorales

Ha sucedido en el programa Planta Baixa, que presenta y dirige Ricard Ustrell, que le levanta a la Corporación Catalana de Medios Audivisuales 4 millones anuales por su telebodrio.



"Señalar y tener controlados a los vecinos que retiran lazos"

En ese programa se ha dado cancha a un tipo que al más puro estilo nazi invita a los ciudadanos a señalar a los vecinos que tengan actitudes fascistas. Y mientras se explicaba el caballero, que atiende al nombre de Pol Andiñach, aparecían imágenes de personas que retiraban lazos amarillos que defienden posturas anticonstitucionales de espacios públicos de la geografía catalana.

TV3 se suma al aparato propagandístico del separatismo que trata de colar subliminalmente que retirar lazos amarillos de apoyo a delincuentes encarcelados es sinónimo de comportamiento fascista. Y es que por fascista entienden a todo aquel que no es como ellos.



El Supremo sentencia a TV3 y destapa sus miserias por su parcialidad

Carlos Carrizosa, el líder de Ciudadanos, se ha puesto como una moto, porque llueve sobre mojado en TV3. Carrizosa ha escrito un tuit en el que ha considerado "intolerable" el comportamiento de TV3 y anuncia que "vamos a exigir responsabilidades por este señalamiento totalitario“



El tal Andiñac ha encontrado espacio en TV3 porque ha publicado un libro titulado 'Tothom pot ser antifa' (Cualquiera puede ser antifa). No le darán el Premio Nobel de Literatura, pero sí ha conseguido su minuto de gloria en TV3, la televisión que pagan todos los catalanes y españoles, también los que no comulgan con la murga separatista.

Andiñach explicó en el nauseabundo programa de TV3 lo que es el 'doxing': "Desde el movimiento antifascista, el doxing se entiende cómo identificar a personas con ideología de extrema derecha o neonazis a nivel local y tenerlos controlados. Lo que hacen los movimientos antifascistas desde hace tiempo es tenerlos identificados, saber dónde trabajan, y articular campañas de presión en su lugar de trabajo, haciendo que sus vidas sean más difíciles y que se sientan incómodos".

Todo ello, muy edificante, y con el patrocinio de TV3, que para eso está, para servir a la causa. El tipo ha justificado su peligroso extremismo, que cae en el nazismo puro, alegando que existen ciudadanos que tienen ideologías que ponen en peligro a muchas personas y no se ha de normalizar que las puedan expresar libremente". 

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario