Tsunami Democràtic deja vía libre para que el clásico se juegue el sábado en el Camp Nou

  • Cataluña
  • 17-10-2019 | 09:10
  • Escribe: Redacción
Tsunami Democràtic borra la fecha del día del clásico para organizar su macromanifestación, con lo que el nivel de tensión ese día se reducirá considerablemente.


El clásico que el FC Barcelona y el Real Madrid deben disputar el próximo 26 de octubre en el Camp Nou ha conseguido acaparar toda la atención tanto en el plano deportivo como en el político. 

No es un acontecimiento cualquiera, 500 millones de personas estarán pendientes de lo que suceda en el césped del Camp Nou. Se trata de un partido que mueve mucho dinero y también proyecta la imagen de Cataluña y de España en el mundo. La posibilidad de que el partido pueda verse envuelto en incidentes preocupa, y mucho, a las autoridades políticas y deportivas.



Y más desde que Tsunami Democràtic, la entidad fantasma y anónima que ha organizado la toma del aeropuerto el lunes y la invasión de las calles ayer, ha anunciado que se toma un descanso para reanudar sus actividades el 26 de octubre, precisamente el día del partido, fecha en la que estaba prevista una macromanifestación. (Tsunami Democràtic anuncia que se reserva para el Barça-Real Madrid)

Ante este estado de cosas, Real Madrid y FC Barcelona ya han manifestado su postura. Los dos se niegan a cambiar el escenario. El club blanco, como mucho, acepta un aplazamiento del partido y asume los riesgos exigiendo que se extreme la seguridad en torno a su expedición a Barcelona.



El problema era policial

El problema ha pasado a ser político y policial. ¿Es posible atender la seguridad del partido y la de la manifestación que estaba programada para ese mismo día? No. Los responsables del dispositivo que afecta a Policía Nacional, Guardia civil y Mossos han puesto el grito en el cielo porque no se puede tener controlado todo a la vez. No hay que olvidar que sólo en el Camp Nou se juntarán 98.900 personas.

Finalmente, la salida airosa la ha dado el propio Tsunami Democràtic, quizá arrepentido por las imágenes que se vieron anoche de Barcelona y las principales capitales catalanas. Tsunami ha anunciado que abandona su idea original anunciada de organizar una macromanifestación el 26 de octubre. De hecho, a lo largo de la tarde se ha estado valorando la posibilidad de pasar el Barça-Madrid al domingo para que no coincidiera con la manifestación. Finalmente será la manifestación unitaria la que cambie de día y casi con toda seguridad se organizará para el domingo.



Después de anunciar acciones para el 26 de octubre, Tsunami ha emitido un comunicado a través de Telegram en el que mantiene la manifestación, pero sin fecha fijada, borrando la fecha del 26 como la elegida para la reunión multitudinaria de manifestantes.

De esta manera, todo apunta a que el partido se jugará el sábado 26 de octubre a las una del mediodía, tal y como esta previsto.



 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario