Trump se arrepiente en el último momento tras ordenar un ataque contra Irán

  • Política
  • 22-06-2019 | 12:06
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

El presidente ha afirmado que le parecía una 'respuesta excesiva' al derribo del dron americano, dado que se habían contabilizado más de un centenar de víctimas.


El pasado miércoles, el presidente Trump conocía la noticia del derribo de un dron de vigilancia del gobierno americano por parte del régimen iraní en el estrecho de Ormuz. 


Ante esta situación, Trump decidió, junto con su gabinete de crisis, responder a este ataque de Irán. Contaba con el apoyo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que afirmó en redes sociales que Israel debía “apoyar a EE.UU. en su respuesta a esta agresión”. (España desafía a Donald Trump en el Golfo Pérsico)



La reacción de Estados Unidos consistía en tres ataques a instalaciones militares iraníes, las cuales albergaban radares y lanzaderas de misiles. Esto podría tener consecuencias catastróficas, dado que Irán cuenta con uno de los programas nucleares más complejos del mundo. 


El afortunado cambio de opinión


Todo estaba listo este pasado viernes 21 de junio, para el ataque en suelo iraní. 



Sin embargo, justo antes de lanzar la ofensiva, el presidente Trump preguntó si habría bajas en esta operación, afirmando uno de sus generales que se estimaba el fallecimiento de 150 personas.


Ante esto, el representante americano ordenó abortar inmediatamente el ataque, ya en marcha. Posteriormente, sería el mismo presidente quien lo explicaría por redes sociales afirmando que no le había parecido “una respuesta proporcional al derribo de un dron”.


EE.UU. e Irán: Enemigos históricos


Irán siempre ha sido considerado un adversario en la Casa Blanca, dado que existen múltiples enfrentamientos entre ambos países de forma histórica. 


Ya en 1978, se produjo el asalto Embajada americana por parte de los iraníes, los cuales tomaron 52 rehenes (y provocaron la caída de Jimmy Carter). Posteriormente, los frecuentes enfrentamientos con Israel y Arabia Saudí, ambos aliados de EE.UU., han convertido a Irán en un objetivo de las fuerzas armadas americanas en el Golfo. 
 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario