Tremenda polémica por el intrusismo de Christian Gálvez como experto en Da Vinci

  • Medios
  • 12-12-2018 | 06:12
  • Escribe: Álvaro Jiménez

El presentador de Pasapalabra ha respondido a las críticas que ha recibido


El presentador de televisión Christian Gálvez, que se define como experto en Leonardo Da Vinci, ha respondido a las críticas por "intrusismo profesional".

El Comité Español de Historia del Arte (CEHA) ha criticado duramente al comisario de la exposición Leonardo da Vinci: los rostros del genio en el Palacio de las Alhajas.

El presentador de Pasapalabra ha señalado que su muestra cuenta con el asesoramiento y con el respaldo de varios especialistas entre los que se encuentra Elisa Ruiz, catedrática de Paleografía y experta de la obra manuscrita de Da Vinci.

Elisa Ruiz se ha querido desvincular de la polémica con un duro comunicado tras las palabras de Christian Gálvez. "En ningún momento me he asociado con el señor Gálvez, bien al contrario, disiento de su parecer desde que le conocí y no he vuelto a tener ninguna relación con él".

Ruiz es comisaria de una exposición paralela a la de Gálvez en la Biblioteca Nacional de España (BNE) sobre los códices Madrid I y Madrid II del artista florentino.

"Creo entender que como se me está criticando por intrusismo, no quiere verse salpicada, hasta cierto punto lo comprendo. Es cierto que hubo discrepancias entre nosotros, pero ¿en qué comité científico no las hay? Ahora mismo no mantenemos la relación profesional. Si se desvincula, que se desvincule, pero la verdad: me ha pillado por sorpresa", ha respondido Gálvez a través de una conversación teléfonica.

Le acusan de falta de "rigor científico"

El Comité Español de Historia del Arte, entidad que agrupa a más de 500 catedráticos de la materia, criticó la falta de "rigor científico" de la muestra del Palacio de las Alhajas.

El presentador de Pasapalabra respondió a la CEHA en una entrevista concedida a El País. "Yo he sido un intruso toda mi vida. Empecé magisterio y no lo terminé, porque me llamaron de la tele y ese tren solo pasa una vez. Luego me dejaron de llamar y trabajé como vendedor en una tienda de juguetes. Ahí era de nuevo intruso por no saber de marketing. Después me escogieron en un cásting para ‘Caiga quien caiga’ y como no era periodista, de nuevo intruso. Lo mismo me pasó con mi primer libro".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario