Trapero pone a los Mossos a disposición de la Policía Nacional y la Guardia Civil

  • Cataluña
  • 13-11-2020 | 16:11
  • Escribe: Guillermo Vives

"Todo el mundo lo podría haber hecho mejor y yo el primero", ha dicho Trapero en su toma de posesión.


El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha comunicado al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, su restitución como máximo responsable de la policía catalana.

Según un comunicado del departamento, el conseller le ha trasladado su decisión de restituirle, tras su cese en octubre de 2017, y después de ser absuelto por la Audiencia Nacional, y el mayor ha mostrado su disposición "firme" de asumir de nuevo el mando del cuerpo.


El conseller lo hará efectivo de forma "inmediata", ha explicado, y ya se ha reunido con el director general de los Mossos, Pere Ferrer, y con el hasta ahora comisario jefe, Eduard Sallent, al que ha manifestado su agradecimiento por el trabajo realizado desde junio de 2019.

Revertir el artículo 155

Posteriormente, Sàmper, Ferrer y la secretaria general de Interior, Beth Abad, han mantenido la primera reunión de trabajo con Trapero, y el conseller y él han acordado celebrar este viernes una reunión con los altos mandos del cuerpo en el Complejo Central en Sabadell (Barcelona).


Tras la sentencia absolutoria de Trapero, Sàmper ya expresó a Trapero su voluntad de restituirle, pero el mayor le manifestó que necesitaba unos días para valorar su situación profesional actual, quien finalmente se ha decantado por asumir de nuevo el puesto de máximo responsable del cuerpo.

Sàmper ha dicho: "Después de la sentencia absolutoria de la Audiencia Nacional, reiteré al mayor la voluntad de restituirle como comisario jefe de los Mossos para revertir los efectos del artículo 155".



Trapero, especializado en investigación criminal, asumió el rango de mayor de los Mossos el 18 de abril de 2017 cuando presidía la Generalitat Carles Puigdemont, si bien ya era entonces el comisario jefe del cuerpo, un cargo que ocupaba desde 2013, y al que llegó de la mano del entonces conseller Ramon Espadaler.

Polémica sentencia

La Audiencia Nacional absolvió a Trapero y a los exjefes políticos de la policía catalana César Puig, Pere Soler, así como a la intendenta Teresa Laplana por el papel que tuvieron en el proceso independentista durante el otoño de 2017.

La Fiscalía comenzó acusando a la cúpula de los Mossos por rebelión, pero en la fase final del juicio rebajó su acusación contra Trapero y los exjefes políticos a sedición siguiendo el criterio marcado por el Tribunal Supremo en su sentencia contra los líderes del proceso soberanista.

Asimismo, los fiscales plantearon como alternativa una condena por desobediencia, que tampoco acogió el tribunal de la Audiencia Nacional que decidió absolver a los cuatro, y posteriormente la Fiscalía anunció que no recurriría dicha sentencia, con lo que la misma adquirió firmeza.

"Todo el mundo lo podría haber hecho mejor y yo el primero"

Josep Lluís Trapero ha reconocido este viernes en su primera intervención tras volver como principal mando de la policía catalana, sobre octubre de 2017: "Todo el mundo lo podría haber hecho mejor y yo el primero".

En una rueda de prensa en el Complejo Central de los Mossos, en Sabadell (Barcelona), junto al conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, y arropado por la plana mayor de mandos de la policía catalana, ha asegurado que trabajará para intentar "mejorar la confianza institucional" en el cuerpo y no cometer los mismos errores del pasado.

Ha explicado que ya se ha puesto en contacto con el general jefe de la Guardia Civil y el jefe superior de la Policía Nacional y les ha anunciado su voluntad de verles y poner el cuerpo de Mossos a su disposición: "Me he encontrado la mejor de las respuestas".

El mayor también ha explicado que ya ha contactado con el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y la Fiscalía, así como con los directores operativos adjuntos de los dos cuerpos policiales en Madrid.

Su vuelta al trabajo

Trapero ha argumentado sobre aceptar de nuevo el cargo: "Porque sumaba más que restaba aceptar ese ofrecimiento y por eso la respuesta ha sido que sí", y porque cree que después de estos tres años ha crecido como persona y este crecimiento personal puede ayudar en una mejora profesional.

Durante estos tres años ha reflexionado y ha asegurado sobre su gestión al mando de Mossos en 2017: "En algún momento mi defensa del cuerpo no fue bien entendida, no ayudé a que se entendiera bien, y creo que una persona al frente de un cuerpo de 17.000 personas tiene que velar más de lo que yo hacía en ese momento para poder mejorar".

Ha explicado que después de la sentencia absolutoria, el cuerpo de los Mossos se encuentra en un "punto cero para que la policía sea ejemplar, de futuro y para mejorar la sociedad".

Sobre la cúpula ha expresado que todavía no se ha hablado pero que "los comisarios Joan Carles Molinero, Ferran López, Miquel Esquius y Eduard Sallent --los tres últimos, sus sucesores-- tendrán un sitio en la estructura donde sus potencialidades se puedan aprovechar en beneficio del cuerpo".

El PP ve la restitución de Trapero "perjudicial para el prestigio" de los Mossos

El secretario general del PP catalán y diputado en el Parlament, Daniel Serrano, ha afirmado este jueves que la restitución de Josep Lluís Trapero como mayor de los Mossos d'Esquadra es "legal pero perjudicial para el prestigio del cuerpo".

En un comunicado, ha sostenido que, pese a que es una decisión legal, "no deja de ser una mala noticia para los Mossos, ya que vuelve a situar a la institución en el disparadero mediático".

"En demasiadas ocasiones durante el 'procés' (los Mossos) han sido instrumentalizados por parte del Govern, en especial, bajo las órdenes de Trapero, y ahora ven como el Govern les desprotege de nuevo", ha concluido.

El conseller catalán de Interior celebra la restitución de Trapero y niega "malestar" en la cúpula de los Mossos

El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha celebrado este jueves la restitución de Josep Lluís Trapero como máximo responsable de la policía catalana y ha negado que la decisión haya generado "malestar" en la cúpula de los Mossos d'Esquadra. "Es devolver las cosas al terreno del que nunca deberían de haber salido", ha advertido en una entrevista en TV3.

Por otro lado, Sàmper ha puesto en valor el trabajo y los servicios del que hasta ahora ha sido comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent: "Aquí hay una restitución, en ningún caso una destitución", ha aclarado.

Ha recordado que el mayor Trapero fue cesado por la Fiscalía y que no se trató de una decisión tomada por la Generalitat, algo que según Sàmper "nunca debería haber pasado".

De este modo, ha reivindicado la figura de Trapero y la del cuerpo de los Mossos d'Esquadra durante la jornada del 1-O de 2017, y los ha comparado "con otros comportamientos no tan modélicos, como el de la Policía Nacional o la Guardia Civil".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario