Torra y la Generalitat boicotean a Planeta por irse de Cataluña

  • Cataluña
  • 16-10-2018 | 10:10
  • Escribe: Pedro Riscal

Desprecio absoluto a la Cultura de Quim Torra, que no asistió a la entrega del Premio Planeta como medida de protesta a la línea editorial de los medios del grupo.


Se la tenía guardada. Quim Torra, cada vez menos honorable, le ha dado plantón al Grupo Planeta en su gran día, en la velada de la entrega del LXVII Premio Planeta de Novela 2018, dotado con 601.000 euros. Se trata de un festejo que durante décadas ha congregado en los salones del antiguo Ritz a lo más florido de la sociedad civil catalana, incluidas sus autoridades, y que ahora se ha trasladado al Palau de Congressos.

La cena del Premio Planeta ha sido siempre punto de encuentro de políticos. Jordi Pujol era un fijo. También Artur Mas. Y Maragall. Y Montilla. También Puigdemont. Incluso el Rey Felipe y Letizia acudieron a entregar uno de los premios no hace mucho.  Este año, el presidente de la Generalitat le ha dado la espalda a uno de los actos con mayor tradición de la cultura catalana. ¿Por qué?


Por qué Torra boicotea a Planeta

Editorial Planeta, origen de lo que hoy es el Grupo Planeta, fue fundada en 1949 en Barcelona por el sevillano José Manuel Lara, muy enraizado en la sociedad barcelonesa. Con el paso de los años Planeta representó el orgullo empresarial de una Cataluña emprendedora por sus constantes éxitos financieros. Pero el 1-O  se llevó por delante al grupo, que fue una de las primeras empresas de peso que optó por trasladar su sede a Madrid en vista de la inestabilidad que el independentismo generaba en Barcelona. Fue el 11 de octubre, Y eso Torra no lo ha perdonado. Como tampoco ha perdonado a La Caixa y el Banc de Sabadell su huída de Cataluña.

La línea editorial de los medios de Planeta

Pero lo de Planeta no se justifica sólo con su marcha, sino con el enfoque y tratamiento que sus medios de comunicación ofrecen sobre el conflicto que separa a los independentistas catalanes de España: Atresmedia (Ante 3 y La Sexta, Neox, Nova, Atresseries y Mega), Onda Cero (con Europa FM y Inda Melodía) y La Razón. La linea editorial de los medios de Planeta no sólo no sintoniza con la onda de Torra, sino que es directamente contraria, aunque en el caso de La Sexta trate de camuflarlo con un tinte izquierdoso en los contenidos de sus programas.


Anoche Santiago Posteguillo ganó la  LXVII Premio Planeta de Novela 2018, imponiéndose a 642 originales con su novela histórica ambientada en la época del imperio romano "Yo, Julia". La finalista fue la hija de Sánchez Dragó, Ayanta Sánchez Barilli con su novela ‘Un mar violeta oscuro’.

Lista de invitados con lo más floridad de la sociedad barcelonesa

Entre los invitados presentes en la gala se encontraban el presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls; el delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Pere Navarro; Kim Faura (Telefónica); el candidato a presidir Fomento del Trabajo Josep Sánchez Llibre; el abogado Miquel Roca; y el aspirante a la Alcaldía de Barcelona Manuel Valls.



Además, han acudido los escritores Boris Izaguirre, Ildefonso Falcones, Martí Gironell, Rosa Regàs, Pere Gimferrer, Carme Riera, Najat el Hachmi, Javier Sierra, Fernando Sánchez Dragó y Juan Manuel de Prada. También, caras populares como los presentadores Xavier Sardà y Risto Mejide, y el periodista Luis del Olmo. También se vio por allí Isak Andic, propietario de Mango, el joyero Esteban Rabat, el cazatalentos Luis Conde, el dirigente de Cacaolat Enric Crous, el inversor Xavier Faus, el consultor José María Xercavins, Fernando Carro, director general de Bayer Leverkusen, o el exvicepresidente del Barça, el independentista Carles Vilarrubí, con su esposa Sol Daurella, la que manda en Coca Cola. El actor Miguel Ángel Muñoz, el cocinero Alberto Chicote, los presentadores Jaime Cantizano, Manel Fuentes y Jorge Fernández. Y escritores como Nativel Preciado y Juan Manuel de Prada entre los casi mil invitados a la gala celebrada en el Palau de Congressos de Barcelona.

La Consejera de Cultura tenía cosas más importantes que hacer

Y nadie de la Generalitat. Absolutamente nadie. Boicot puro y duro a Planeta, a la que, por lo visto, ya no considera "suya". Santi Vila, el ex consejero de Cultura "traidor", sí se dejó ver por allí para lamentar la situación: “El Gobierno ha de trabajar por revertir esta situación. El objetivo estratégico es desterrar estos signos y volver a la normalidad. Desconozco los motivos por los que no ha venido ningún representante de la Generalitat, pero esto no es bueno”.



Mientras tanto, por si hubiera dudas, el presidente del grupo, Josep Crehueras, ha aclarado cuál es la estrategia inmediata del grupo: Planeta seguirá en Madrid porque nada ha cambiado en Cataluña desde que hace un año decidieron dejar Barcelona. Crehueras es consciente de que se enfrenta a una meditada vendetta por parte del independentismo, que no perdona a Planeta su fuga, pero asume las consecuencias, y estudia trasladar la entrega del Premio Planeta a Madrid si todo sigue igual en Cataluña.

La Generalitat ha despreciado a la primera empresa editoria del mundo en lengua hispana. Ha despreciado el privilegio que supone ser el centro de la cultura en España con el entrega del galardón mejor dotado del panorama literario. Nadie de la Generalitat en las mesas de invitados. Ni siquiera Laura Borrás, la consejera de Cultura, que tenía cosas más importantes que hacer: acudir al acto organizado por la Biblioteca de Catalunya con motivo del día de las Escritoras. 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario