Torra se olvida de Eslovenia y apuesta ahora por...¡La Vía China!

  • Cataluña
  • 13-12-2018 | 05:12
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Torra se decanta ahora por la "revuelta cultural" llevada a cabo por Mao Tsé tung en China y que acabó con millones de muertos.


Quim Torra es un un tipo imprevisible. Después de apostar por la vía eslovena, con guerra y muertos, para llevar a la práctica sus fines secesionistas, se echa para atrás asustado por la reacción que han generado sus bobadas. Ahora rectifica y apuesta por el modelo chino de Mao Tsé Tung.

Un Moisés de pacotilla que guía a los catalanes a la Tierra Prometida

Ahora va de "revuelta cultural" para combatir los bandazos del "populismo español". Es decir, Torra adopta el modelo de Mao Tsé Tung para conducir a Cataluña, cual Moisés de pacotilla, a la Tierra Prometida de la Independencia.

Así lo explica Torra:  “La cultura se erige como una barrera, como un muro de dignidad y contención que no debe permitir la derrota de los hombres y las mujeres libres. La cultura es un motor de progreso social, de enriquecimiento personal y de herramienta de socialización fundamental para construir un modelo sociedad exitosa, bien cohesionada y altamente democrática”. Y ese es el modelo chino por el que parece apostar ahora Torra con el fin de apagar las polémicas que han generado sus palabras sobre la vía violenta que en su momento eligió Eslovenia.

Torra lo tiene claro: “Más que nunca, hoy es muy necesaria una revuelta cultural”. Y lo justifica:  “la libertad, el talento y la cultura permiten una sociedad más democrática y más próspera que supere y haga frente a los peligros del autoritarismo y la cultura del miedo”.

La "revuelta cultural" china dejó millones de muertos

Después de mandar "apretar" a los CDR y de elegir la vía eslovena como la ideal para Cataluña, Torra se ha echado atrás. Lo suele hacer mucho. Primero lanza la piedra, a ver qué pasa, y luego esconde la mano. 

Y ahora ha encontrado en la "revuelta cultural" una cortina de humo ideal para vestir de paz su movimiento violento siguiendo las directrices del dictador del Partido Comunista de China Mao Tsé Tung, que utilizó esa expresión para disfrazar los disturbios contra el capitalismo que se vivieron en ese país entre 1966 y 1976 y que acabó con millones de muertos.

Ya hemos pasado de 60 muertos a millones. Torra quiere tapar sus intenciones detrás de la cultura. ¿Qué tendrá que ver la cultura con el deseo de unos cuantos de saltarse la ley para cumplir sus caprichos?

Facebook Twitter
Deja tu Comentario