¡¡Torra, más cateto que nunca!! Pide ayuda al turismo nacional boicoteando sus productos

  • Cataluña
  • 26-05-2020 | 23:05
  • Escribe: Pedro Riscal

La ANC ya ha empezado a recomendar el consumo de productos catalanes en detrimento de los españoles, mientras Torra pide al turismo nacional que visite Cataluña para dejar ahí su dinero.




A Quim Torra las entendederas no le dan para más. Sabe que este año no tendrá 18 millones de visitantes extranjeros en las playas catalanas y que sólo el turismo nacional puede salvar al sector hotelero y retaurador local. Y para mantener a flote la economía catalana no ha tenido mejor ocurrencia que invitar a los españoles a visitar Cataluña boicoteando sus productos. Es la lógica aplastante de Torra. 

Para eso tiene a su brazo armado, la Asamblea Nacional de Cataluña, para llevar a la práctica iniciativas que apuntan directamente a la independencia. Ahora va de instar a los caralanes a que consuman productos genuinamiente locales despreciando los demás, los que llegan del resto de la piel de toro. (Sánchez hunde al turismo español y Europa sale al rescate)



Boicotear los productos de nuestros visitantes

"Anem per feina" es el nombre de la campaña ("vamos a trabajar"), que vuelve a aconsejar a la ciudadanía el consumo estratégico de proximidad, justo lo que hace unos meses evitó un juez por considerarlo ilegal.

 “Revitalicemos la economía catalana ayudando a agrupaciones de autónomos, pymes y cooperativas ante la debacle económica causada por el coronavirus”, se puede leer en las arengas expandidas a través de las redes sociales. "Revitalicemos la economía catalana" y pidamos ayuda a España para que nos envíe turistas que se dejen sus dineritos comprando productos catalanes. Y mientras tanto, ni un euro a la producción de fuera de Cataluña.



Lo quieren todo y no dan nada a cambio

Son así. Lo quieren todo y no dan nada a cambio. Bastante tienen con comerse su orgullo montando campañas publicitarias, que pagan todos los catalanes, para convencer al turista español que no acaba de ver claro eso de echar mano del masoquismo y pasar sus vacaciones en territorio hostil. (Torra se traga su orgullo: ¡¡Visca el turismo nacional!!)

Quizá por eso, la ANC ha optado por camuflar el verdadero objetivo de su campaña (boicot a los productos españoles), detrás del "Prop de casa" ("Cerca de casa"). Es decir, desde el puesto de mando de la Generalitat no se veta el consumo español, sino que se recomiendan los productos de proximidad. Es lo mismo, pero expresado con diferentes palabras. 



Y detrás del ‘Ayúdalos, ayúdate’ queda la duda de a quién se debe ayudar. Aunque los autores de esta maquinación saben muy bien quiénes deben ser los "ayudados" y quiénes no.  Los que no deben ser ayudados son precisamente los mismos a los que reclaman su ayuda para salvar la temporada veraniega: los ciudadanos de otros rincones de España.

Venganza contra las empresas que se fueron

Recuerda El Confidencial que detrás de esta línea de actuación se esconde el verdadero interés de la propia Cámara de Comercio, que ahora preside el independentista radical Joan Canadell, de boicot fundamentalmente a las empresas que decidieron huir de Cataluña buscando la seguridad en su viabilidad que el Procés ponía en peligro.



Y esta nueva campaña cuenta con el apoyo explícito del Govern de la Generalitat, que forma parte del lobby de 89 empresas que respaldan esta iniciativa a través de la Promotora dels Aliments Catalans, dependiente de la Consejería de Cultura. (Con la normalidad regresa el boicot supremacista a los productos españoles en Cataluña)

En este sentido, para que la sangre no salpique sus iniciativas, Prodeca no fomenta oficialmente el boicot a los productos españoles. Simplemente recomienda el consumo de los genuinamente catalanes. Y cuenta con el apoyo de la plataforma digital Ajudem.cat , creada hace un mes para amparar este tipo de proyectos, o de Gent de la Terra o de Compra a Pagès o de Fem País o de Comprem a Casa o de Formatgers en Confinament o de Cultura Confinada o de Unió de Pagesos...

Así pretende Torra hacerse el simpático

Se le llama "consumo estratégico", pero no es más que un plan elaborado para evitar el consumo de productos españoles en beneficio exclusivo de los catalanes. A Dios rogando y con el mazo dando. Así pretende Torra ganarse la simpatía del turismo nacional para que deje en su ficticia república bananera sus ahorrillos, que a falta de franceses, ingleses, alemanes e italianos, bien le irán a las arcas de este Govern separatista que precisa del dinero para consolidar su voluntad de desconexión  y apuntalar sus impressicndibles embajadas internacionales desde las que se desprestigia a España todo lo que se puede.

Son así. 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario