"¡¡Torra es el problema!!"

  • Cataluña
  • 02-09-2020 | 06:09
  • Escribe: Pedro Riscal

El gobierno identifica el verdadero obstáculo que dificulta el diálogo con Cataluña


El Gobierno desea reconducir el problema catalán aprovechando la predisposición de ERC a esperar un mejor momento en Cataluña en el que se produzca la mayoría social, que ahora no existe, favorable al independentismo para forzar la situación. Mientras ese momento no llega, ERC quiere negociar mejoras en la autonomía catalana y el Gobierno acepta el diálogo para pactar cesiones consensuadas. Pero el diálogo no es posible porque Quim Torra lo bloquea.

El Gobierno ha reiterado hoy su disponibilidad para volver a reunir a la mesa sobre Cataluña que pactó en enero con ERC, pero considera que "el problema" está siendo el presidente de la Generalitat, Quim Torra, de Junts, que "no quiere" esa reunión o que plantea condiciones "fuera de la realidad".


"Si ERC quiere reunir la mesa, con el primero que tiene que hablar es con Torra. Bueno, no sé si Torra, Carles Puigdemont o Artur Mas; tendrá que explorar el espacio PDeCAT, ha señalado la ministra Portavoz, María Jesús Montero, ironizando con la división entre los herederos de la antigua Convergència.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha reiterado que en la mesa sobre Cataluña hay cuestiones en las que pueden encontrarse "puntos de encuentro" y otras, como la autodeterminación o la amnistía, con las que el Gobierno ya ha sido "absolutamente claro", pero en todo caso ha reiterado que "lo importante" es que ERC "convenza a Torra" para que se convoque una reunión.


Los presos golpistas y Torra lanzan porquería contra la justicia española: "Incumple la legalidad"

En todo caso, la ministra prefiere hablar "puntos de encuentro" con ERC, más que de "líneas rojas", máxime cuando "se entiende que es una formación progresista" con la que el PSOE puede llegar a acuerdos.



Torra debe cumplir la ley

En cuanto a la posibilidad de que Torra desobedezca la decisión del Supremo sobre su recurso contra la condena por inhabilitación, ha señalado que a los representantes políticos se les exige el cumplimiento de la legalidad y que "no se pude entender" que los representantes de los ciudadanos no cumplan las leyes.

Tras recordar que los poderes judiciales vienen advirtiendo a los miembros del Govern, ha avisado de que si no se cumplen las leyes, "la Justicia actuará".

Autodeterminación y amnistía, de ahí no se mueve Torra

El "problema" Torra que entorpece el progreso en Cataluña a través de acuerdos concretos entre el Gobierno central y el autonómico ha quedado plasmado en la rueda de prensa que ha concedido hoy la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, que ha condicionado este martes la reanudación de la mesa de diálogo entre Generalitat y Gobierno a que se pueda hablar del derecho a la autodeterminación y la amnistía de los presos del 1-O.

"España nos divide". La última ocurrencia de Quim Torra te dejará a cuadros

Lo ha dicho después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya afirmado que está dispuesto a reunir este mes de septiembre la mesa de diálogo con la Generalitat.

Budó ha defendido que, si no es para hablar de autodeterminación y amnistía, la mesa de diálogo "no tiene sentido", y ha emplazado al Gobierno central a decir si está dispuesto a incluir estas cuestiones en el orden del día.

"La finalidad de esta mesa de negociación es resolver el conflicto político. Esto pasa por poder ejercer el derecho a la autodeterminación y una amnistía. A partir de aquí, si no se habla de estos temas, ¿qué vamos a negociar? ¿de qué vamos a hablar?", ha cuestionado.

La portavoz del Ejecutivo catalán ha asegurado que el Govern no se negará nunca a sentarse en una mesa para buscar una solución al conflicto, pero ha exigido que se pueda hablar de cualquier tema, que haya garantías y haya un "trabajo previo" para fijar un orden del día.

"Juegos florales"

Considera que el Gobierno debe aclarar si quiere que se pueda hablar de cualquier cosa y ha recriminado que la ministra de Defensa, Margarita Robles, tildara la mesa de negociación de juegos florales: "No queremos hacer juegos florales, vamos a sentarnos en una mesa donde se aborde la resolución del conflicto. Y esto pasa indiscutiblemente por abordar el derecho a la autodeterminación y la amnistía".

Que alguien le explique a Torra y Puigdemont que un golpe de Estado no es una manifestación pacífica

Sobre que Sánchez haya dicho que está dispuesto a retomar el diálogo en septiembre, Budó ha asegurado que debe ser el Gobierno quien proponga una fecha: "Le corresponde al Gobierno del Estado español".

Ciudadanos denuncia el culebrón independentista

Por su parte, Ciudadanos, a través de su diputado en el Parlament David Mejía, ha afeado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, estar "mucho más preocupado por cómo desobedecerá de nuevo" a una eventual inhabilitación por parte del Tribunal Supremo que en gestionar la crisis derivada del coronavirus, lo que viene sumarse a la idea de que Torra es el problema y supone un serio obstáculo para el avance de Cataluña en los tiempos de crisis que corren.

Mejía ha criticado que Torra siga "diciendo que desobedecerá y diciendo que volverá a degradar" a las instituciones, por lo que le ha exigido que deje de dividir al conjunto de los catalanes.

"Los catalanes no están preocupados por saber quién será o no el sustituto de Torra en caso de inhabilitación", ha dicho Mejía, que ha defendido que la ciudadanía está más consternada por cómo se gestionará la vuelta al colegio.

Por eso, le ha pedido a Torra que abandone el "monotema del 'procés'" y que empiece a gobernar al conjunto de los catalanes, mientras que ha instado al Gobierno central a buscar una estrategia coordinada con las comunidades autónomas para salir de la crisis derivada del coronavirus.

En relación a la situación del PDeCAT y JxCat, Mejía ha advertido de que la "fragmentación" de las fuerzas independentistas tras la denuncia del PDeCAT por un cambio en la propiedad de las siglas de la formación de Carles Puigdemont forma parte, según él, del habitual culebrón del conjunto independentista.

Censura en el Parlament

Además, ha anunciado que en la reunión de la Mesa del Parlament este martes el grupo naranja ha reprochado que los servicios lingüísticos del Parlament eliminen el término 'ilegal' en los escritos en los que Cs hace referencia a un "referéndum ilegal".

Ha asegurado que dicha "censura" ha sido avalada por parte de los partidos separatistas ya que han votado en contra de las peticiones de Cs, que exigían restituir la palabra 'ilegal' en sus escritos además de elaborar un informe que detallara los motivos de la eliminación de la palabra 'ilegal' en los escritos de la formación naranja.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario