Torra busca venganza contra las empresas que no vuelvan

  • Cataluña
  • 17-10-2018 | 17:10
  • Escribe: Guillermo Vives

Torra ha iniciado la Operación Reconquista para recuperar a las empresas que se fueron y tomará medidas contra las que persistan en mantenerse fuera de Cataluña.




El gesto despectivo de Torra y su Govern pasando olímpicamente del Grupo Planeta y su gala de entrega del Premio Planeta no es un hecho aislado y debe enmarcarse dentro de una clara estrategia de rencor que caracterizará al gabinete de gobierno catalán con todas aquellas empresas que se fueron hace un año de Cataluña y no piensan volver.

Habrá más gestos en los próximos meses. En este clima de división interesada que promueve Torra (o estás conmigo o estás contra mí) se va a iniciar el fomento de una escalada de hostilidad desde Cataluña hacia las empresas "traidoras".



Institucionalmente, la Generalitat ignorará a empresas como Planeta, La Caixa, Banc de Sabadell, Abertis o Gas Natural evitando la presencia de sus representantes en cualquier acto que puedan realizar en territorio catalán.

Se pone en marcha la Operación Reconquista

Pero habrá más. De forma sutil se pondrá a dichas empresas en el disparadero para que la población independentista catalana reaccione de la forma más "conveniente" a los intereses de la Generalitat. No se propondrá oficialmente ningún tipo de boicot, pero el mensaje llegará y calará para que la ciudadanía sepa exactamente quién se ha ido y quién no de Cataluña.



El Govern entiende que dichas empresas fueron presionadas por el gobierno de Rajoy, incluso por el Rey, para abandonar Cataluña, y la intención es recuperarlas cuanto antes para que vuelvan.

En ese paisaje, Planeta anunció públicamente, a través de su presidente Josep Crehueras, que no tenían intención de volver porque nada había cambiado desde que hace un año su cúpula directiva tomó la determinación de irse de Barcelona para fijar su sede social en Madrid.



Planeta era el primer fracaso de la "Operación Reconquista" de Torra, de ahí su disgusto mal disimulado evitando su presencia en la cena de entrega del Premio Planeta en el Palau de Congressos, algo que no había sucedido en los 66 años de historia del galardón, que siempre contó con las más importantes autoridades catalanas entre sus invitados.

De momento, de las grandes compañías, sólo Agbar ha anunciado su intención de regresar a la ciudad condal.



 

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario