Toni Comín desvela la hoja de ruta de Puigdemont para repetir el golpe de Estado del 1-O

  • Cataluña
  • 30-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Celeste De Sebastián

El independentista asegura que la unión de los partidos secesionistas es la clave para mantener el desafío contra España.




A pesar de la evidente caída del apoyo ciudadano al independentismo, y de la pérdida de músculo político de los partidos secesionistas catalanes, el Consell per la República de Carles Puigdemont y los suyos se mantiene activo, celebrando estos días las 'elecciones' internas a la presidencia del Consell, que recaerá, previsiblemente, sobre el ex president fugado.

Una presidencia que llevará al Consell a convertirse nuevamente en la institución independentista desde la cual Puigdemont continuará abogando por la vía unilateral para conseguir la independencia de Cataluña, aprovechando los fondos de los 'socios' del Consell para continuar con sus actividades exteriores, enfocadas a conseguir el reconocimiento de la crisis catalana en algún órgano supranacional, de momento, sin éxito.



Así pues, tal y como ha confirmado la mano derecha de Puigdemont en Waterloo, Toni Comín, el ex president fugado continuará con el desafío a España para conseguir la secesión de Cataluña, a través de la política internacional y la desobediencia en las calles catalanas.

La corrupción no cesa en las instituciones catalanas: del Síndic de Greuges al alcalde de Almacelles 



"No hay condiciones para el referéndum pactado, y por lo tanto, debemos ser capaces de avanzar por la vía de la confrontación, ya sea para culminar el proceso de la independencia de forma unilateral, si tenemos suficiente fuerza par hacerlo, o porque acabamos acumulando fuerzas que acaben obligando al Estado español a aceptar el referéndum" ha explicado Comín en una entrevista con El Punt Avui.

Fuerzas que no sólo implican los movimientos de la ciudadanía en la calle, sino también la "acumulación de recursos políticos, psicológicos, materiales, logísticos, financieros.." que permitan culmina "el 27 de octubre de 2017".



La unión de los independentistas frente al Estado

Eso sí, reconoce Comín que, a pesar de la insistencia de Puigdemont y los suyos por fomentar el Consell per la República, el partido sigue necesitando el apoyo del resto de fuerzas independentistas, ausentes en las elecciones belgas.

"La divergencia estratégica es lo que más nos ha perjudicado estos años" ha lamentado el independentista quien, sin embargo, ha confiado en que conseguirán "priorizar la lucha por la hegemonía", uniéndose las formaciones secesionistas, al menos, hasta conseguir la independencia a través del desafio contra España.



La Coca-Cola es un 'invento catalán': el independentismo se apropia de Valencia para poder seguir diciendo sandeces 

Una unión que el independentista ejemplifica con la II Guerra Mundial, considerando así a ERC, o la CUP como aliados de Junts, no a la hora de hacer política, pero sí a la horade enfocar la "confrontación y tener la calle movilizada".

"Francia e Inglaterra se habían peleado toda su vida, pero cuando llegó la Segunda Guerra Mundial, vieron que debían aliarse para salvar la democracia [...] Aquí es lo mismo [...] todo el mundo debe decidir cuál es su combate principal" ha señalado Comín, explicando así, paso por paso, la línea a seguir por Carles Puigdemont desde Waterloo.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario